Los 10 mejores antros gay en la CDMX según nuestros lectores 2018

Luego de una reñida votación, estos son los antros y bares LGBTTTI favoritos del público
Foto: Alejandra Carbajal
Advertising

Del 24 de julio al 1 de agosto le dimos la palabra a nuestros lectores en una votación para encontrar el antro o bar gay favorito de la comunidad LGBTTTI. Nuestra preselección incluyó a lugares de zonas como el Centro, la Zona Rosa, la Roma-Condesa y Polanco, que han mantenido una propuesta sólida a lo largo del tiempo, se han renovado constantemente y han sido parte activa de la vida nocturna LGBT de la CDMX. 

El espíritu incluyente, queer y arrabalero de La Purísima lo coronaron como el bar gay favorito de la CDMX este 2018 (más de 5 mil votos a favor), seguido por el emblemático antro de la esquina de Amberes y Reforma, Kinky. Algunos antros que quedaron fuera de la lista fueron El Pecado (posición 11), Envy, Saint y Dance Floor. 

¡Gracias a todos los que participaron y compartieron su lugar favorito para las noches de fiesta!

Recomendado: 15 lugares gay que todo turista debe visitar en la CDMX.

Los 10 mejores antros y bares gay de la Ciudad de México

1
Gay y lésbico

La Purísima

icon-location-pin Cuauhtémoc

El nuevo atractivo visual de La Purísima incluye una estatua de Cristo con arneses y tacones que encarna la metáfora más sublime del sufrimiento; no sólo es un pastiche decorativo, representa la luz (neón) al final del calvario y la sufrida peregrinación que implica hacerse de un lugarcito en La Puri. 

Recordemos que La Purísima ha sido un impulsor para descentralizar la vida nocturna LGBT+ concentrada en la Zona Rosa, pues junto con El Marra se convirtió no sólo en una opción alternativa, sino en una propuesta verdaderamente inusual.

También el espíritu de hipismo queer sigue latente, tanto como su accesibilidad, buena música y ambiente arrabalero. Con su remodelación y reapertura se revalida como el antro de moda del que todos quieren ser parte. Aunque el sacrificio sea cruel, pasarla bien es garantía en este lugar. 

Time Out dice
2
Gay y lésbico

Kinky

icon-location-pin Zona Rosa

Renovarse o morir dirían los clásicos. Los dueños del Lipstick sí hicieron caso de tal sentencia y hoy ese edificio es Kinky. Verás arimas en las que descansan mesas recubiertas de colores rústicos. En las paredes cuelgan imágenes alusivas al tarjetero típico de la lotería mexicana, pero con referencias a la cultura urbana de la identidad gay, como un cuadro dedicado a “el Chichifo”. La otra mitad, dividida por mamparas de cristal, tiene un pequeño y coqueto karaoke que recrea las sensaciones de cabaret. Sin duda, supieron sacarle provecho al espacio y la ventajosa vista a Reforma, pues la sensación de estar en un lugar más amplio es evidente. 

Time Out dice
Advertising
3
Gay y lésbico

Baby

icon-location-pin Zona Rosa

El mejor atributo de este bar gay en la calle de Londres es su sencillez. De entrada sencilla y cover accesible, se trata de un amplio corredor convertido en antro de pisos de duela, neones rosas, videos de los éxitos del momento, unicornios en la paredes y reguetón al por mayor, aunque también sueltan por ahí éxitos pop y alternativos con los beats necesarios para sacudir las caderas, como hits de los Kuryaki and The Valderramas que no captan del todo bien los millennials.

Si habría que describir a Baby bastan dos palabras: barato y fresco. El personal es amable. No hay lujos pero sí mucha diversión. 

Time Out dice
4
Gay y lésbico

Tom’s Leather Bar

icon-location-pin Condesa

Puede ser que aquí casi todo es garantía: diversión, tragos, ligues, porno. Incluso sexo. Y es que cuando las cervezas hacen efecto, se tiene que pasar forzosamente por el cuarto oscuro para llegar al baño. No hay de otra. Por si esto les sirve de advertencia. O anzuelo.

Se ubica en una cautelosa entrada sobre Insurgentes, poco antes de la esquina con Michoacán. Para muchos es un destino conocido, pero las nuevas generaciones, quizás aquellos que tengan menos de 24 años, podrán reconocerlo por sus puertas plegables tipo cantina norteña.

El Tom’s ya se ha ganado el estatus de un antro clásico, sin duda, con una identidad que hasta el día de hoy no ha logrado ser emulada con acierto, ni en el ambiente ni en la cachondería. Único sobreviviente de aquellos clubes de la segunda mitad de los noventa que proponían una opción atrevida y exhibicionista para hombres a los que bailar y comadrear al mismo tiempo no es precisamente su definición de ser homosexual, como lo fueron el mítico Taller, en Florencia, o La Estación, en Londres, en la Zona Rosa.  

Time Out dice
Advertising
5
Gay y lésbico

Boy Bar

icon-location-pin Zona Rosa

Si quieres pasar una auténtica noche candente, te invitamos a visitar Boy Bar, un antro en Zona Rosa, el cual tiene como única meta deleitar a los caballeros con sus famosas noches sin límites.

Este bar posee tres pisos donde se escucha electro pop bailable, pero su fuerte son los strippers, gogo dancers y los shows XXX más candentes de la Ciudad de México, pero quién se lleva la noche es su hot room, un cuarto oscuro muy concurrido, en el que de vez en cuando se cuela un poco de luz, haciendo más emocionante la experiencia.

Aquí los litros de cerveza son obligatorios, sin embargo no dudes en pedir alguno de sus deliciosos tragos mezclados como palomas y mojitos. 

Time Out dice
6
Gay y lésbico

Divina

icon-location-pin Cuauhtémoc

Te enfrentas a una especie de agitado vestíbulo que casi de inmediato te muestra la cabina del dj que suelta éxitos de divas pop y las 40 principales del reguetón.

La barra ofrece cuatro chelas por $100 o gin tonics de a $75 y más coctelería que llega a los $120. Lo que antes fungía como mezzanine con dulcerías cuando esto era un centro de entretenimiento familiar, hoy funciona como pista de baile desenfrenada. Amén de la recién inaugurada terraza, que comparte con Teatro Garibaldi, es un gran espacio con ventanales hacia la Plaza Garibaldi y plantas colgando del techo. 

Time Out dice
Advertising
7
Sodome
Cortesía Sodome
Gay y lésbico

Sodome

icon-location-pin Anzúres

A principios de 2013, este sauna gay sufrió un asalto que acarreó un par de contratiempos. Después de su reapertura, algo cambió para bien. El Sodome sigue siendo ese espacio de hombres con tan sólo una toalla atada a la cintura y sandalias.

Hay cosas que no se pueden controlar cuando decenas de hombres gays desnudos andan del vapor al laberinto oscuro (que se encuentra en el segundo piso). Pero la convivencia se ha relajado bastante, casi a niveles hippies. El Sodome se ha convertido en una muy buena opción que incluye muchas actividades: pueden bailar en el lobby (cuentan con DJs que se lucen los días de las fiestas temáticas mensuales, el último viernes de cada mes), conocer hombres en la barra, sudar en cualquiera de los vapores y baños turcos o entrarle a las emociones fuertes que suceden en el laberinto oscuro y en el cuarto de espuma, en donde la frase “se me cayó el jabón” va en serio. 

Time Out dice
8
Gay y lésbico

Marrakech Salón

icon-location-pin Cuauhtémoc

De alguna manera, este local cabaret-galería-gay-kitsch-retro-medio-izquierdoso fue el que convirtió a la calle de República de Cuba del Centro Histórico en un destino alternativo a la Zona Rosa. Y lo de alternativo va en serio.

Es inevitable que no se escuche a Katy Perry o que la oferta-demanda rosa que predomina en estos días de empacho de apertura hacia todo tipo de diversidad sexual exija que el dj ponga “La maldita primavera”. Pero, en algún momento, suenan también Radiohead o los Pixies.

Time Out dice
Advertising
9
Gay y lésbico

Cabarétito Fusión

icon-location-pin Zona Rosa

Fusión ya es un clásico de la Zona Rosa, ya que aquí hay de todo para todos; cuenta con tres áreas de música para que no pares de bailar toda la noche: electropop, grupera y karaoke.

Las noches de sábado suelen ser las más concurridas, pues a las 10 de la noche se presentan los strippers más guapos y atrevidos de la ciudad, y al filo de la media noche todos se ponen a cantar con las mejores personificaciones de Marisela, Ana Gabriel y Ninel Conde.

Time Out dice
10
Gay y lésbico

Teatro Garibaldi

icon-location-pin Cuauhtémoc

Este lugar ha ganado fama dentro del ambiente por el buen precio de sus bebidas y su ambiente arrabalero de after, esto no lo decimos de manera negativa, sino como un plus del lugar. Después de atravesar la zona conocida como Divina, vienen los corredores que flanquean el retorcido espíritu ochentero que se respira en Teatro Garibaldi, un espacio con suelo algo resbaladizo de tanto sudor y cerveza que se desparrama sin querer, pero no es algo peligroso. 

La zona del teatro en sí mantiene su estructura original, con un barra en el extremo más alto, sillones forrados en vinipiel en las gradas y un escenario que entra en funcionamiento entre las 11pm y la media noche con espectáculos drags, shows de strippers e incluso conciertos importantes para la comunidad, aquí han desfilado La Prohibida y estrellas de RuPaul´s Drag Race. 

Time Out dice
Advertising