Museo Prehispánico Subterráneo
Foto: Cortesía Sistema de Información Cultural México

Los museos más visitados de la CDMX

La Ciudad de México es una de las metrópolis con más museos del mundo. Conoce los más visitados por turistas extranjeros y nacionales.

Ángel Arroyo
Editado por
Ángel Arroyo
Escrito por
Time Out México editores
Publicidad

Nuestra amada CDMX es una de las metrópolis con más museos del mundo. Tenemos una oferta enorme que abarca desde museos históricos, a otros de arte, antropología, y más. Año con año, tanto turistas extranjeros como nacionales, visitan estos museos, y aunque la pandemia del COVID-19 disminuyó considerablemente la afluencia, de a poco se van recuperando y atrayendo más gente. Es por eso que te decimos cuáles son los museos más visitados de la ciudad.

Usamos datos de 2018, 2019 y 2021, tanto del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), como del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Por desgracia, los datos del INBAL no se han actualizado desde 2018, así que esa será nuestra referencia para el top, pero también te daremos datos más actualizados de los museos del INAH. Como año con año se mantienen más o menos en el mismo puesto, es posible que las listas sigan siendo muy similares. ¿Estás listo para conocer los Museos más visitados de la CDMX?

Recomendación. Exposiciones y eventos para amantes de la arquitectura en la CDMX.

Los museos más visitados de la CDMX

  • Museos y centros culturales
  • Historia
  • Miguel Hidalgo

En 2019 La Galería de Historia, o Museo del Caracol, registró un récord de visitantes de 187, 672. Un año antes, alcanzó los 184,796. 

Se llama así porque el arquitecto, Pedro Ramírez Vázquez, construyó en 1960 esta galería en forma helicoidal para aprovechar el desnivel del terreno en el cerro de Chapultepec, de manera que cualquier loco en patines podría pasársela estupendamente en un recorrido lleno de obstáculos y con aceleración constante.

Afortunadamente, tal cosa no sucede. Los obstáculos no son tales sino escaparates con monísimas maquetas que muestran la historia de nuestro país, desde finales de la época colonial hasta mediados del siglo XX.

Ahí vemos, en tercera dimensión y a escala, las escenas inmortales de las monografías que en la primaria nos hacían pegar en nuestros cuadernos de tarea: a Miguel Hidalgo en pleno grito, al Pípila cargando su piedrota, a los Niños Héroes muriendo en combate, a Maximiliano siendo fusilado, a Madero siendo asesinado… cosas así.

Un paseo magnífico sobre todo si se tienen niños de esos preguntones que pondrán a prueba tus escasos, o admitámoslo, nulos, conocimientos de historia patria.

9. Museo Tamayo Arte Contemporáneo
  • Museos y centros culturales
  • Miguel Hidalgo

El Museo Tamayo Arte Contemporáneo es uno de los preferidos de los amantes del arte, gracias a que siempre aloja exposiciones de vanguardia y por resguardar la impresionante colección de Rufino Tamayo, donada por el artista para la creación del museo y que abarca obra internacional de los años sesenta y setenta. Y en 2018 llegó a nada menos que 205,118 personas que lo visitaron. 

El recinto, que abrió sus puestas en mayo de 1981, actualmente goza de una popularidad notable.

En agosto de 2012 finalizó un arduo trabajo de renovación que duró un año y cuyo resultado fue el crecimiento del edificio en un 30%. El arquitecto encargado de realizar la transformación no podía ser otro que Teodoro González de León, quien junto con Abraham Zabludovsky, desarrolló el proyecto original. Con un espacio más amplio e instalaciones nuevas y remozadas, se ha logrado aumentar notablemente la afluencia de gente que asiste al museo.

La oferta de actividades es basta para niños, jóvenes y adultos, a quienes se dirige la formación de una experiencia transformadora en torno al arte contemporáneo.

Publicidad
  • Arte
  • Cuauhtémoc

Pareciera que este museo es uno de los secretos mejor guardados del Palacio de Bellas Artes, pero ha sido uno de los museos más visitados de la CDMX los últimos 5 años. Tan solo en 2018 llegó tener 301,950 visitas.

Ocupa el tercer piso del recinto y posee una vista increíble desde las vitrinas y la cúpula, para admirar los edificios vecinos y los detalles más bellos del palacio.

Se inauguró el 26 de enero de 1984 y su principal misión es promover a los arquitectos más relevantes de México y el extranjero, además de exponer obras destacadas de las diferentes corrientes y escuelas arquitectónicas.

Es un espacio importante para la divulgación de esta disciplina en el que podrás ver muestras dedicadas a la arquitectura contemporánea, a obras de gran tradición histórica y a autores internacionales que han dejado huella en la arquitectura universal. En las exposiciones procuran tener los planos originales, maquetas, fotografías, videos, talleres y visitas guiadas.

7. Munal. Museo Nacional de Arte
  • Museos y centros culturales
  • Arte y diseño
  • Cuauhtémoc

Amamos mucho al Munal, y parece que es un sentimiento compartido por muchos más, pues ocupado nada menos que el puesto 7 entre los museos más visitados. Y es que obtuvo 384,261 visitas en 2018.

En la plaza frente al Munal, está la estatua ecuestre diseñada por el ilustre arquitecto que da nombre a esa explanada: Manuel Tolsá. Mejor conocida como “El Caballito”, se trata en realidad de una imagen de Carlos IV de España, quien en su corcel, ha deambulado por media ciudad: primeramente, en 1803, estuvo en el Zócalo; luego en 1822 fue a dar a los patios de la Universidad, para salvarla de la furia anti-hispana que predominba tras la Independencia; posteriormente en 1852, calmados los ánimos, fue trasladada a las afueras, a lo que ahora es el cruce del Paseo de la Reforma y Bucareli. Finalmente en 1979 fue trasladada a su actual ubicación, en donde ya no desentona. Al mismo tiempo, el escultor Sebastián, sustituyó el caballito novohispano por su más famosa obra, la estructura en color amarillo que también se llama el Caballito y que, con indulgencia, parece un equino.

El edificio detrás de esa estatua es el antiguo Palacio de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas, diseñado por el arquitecto italiano Silvio Contri, quien inició su construcción en 1904. Por dentro presenta una hermosa escalera cuyos escalones de mármol ya muestran la huella del tiempo. También hay en su vestíbulo, impactantes esculturas en mármol, de influencia francesa evidente hasta en el título: la famosa “Malgré Tout” (“A pesar de todo”) de Jesús Fructuoso Contreras (1882-1948), que representa a una joven encadenada y desnuda, que se arrastra por el suelo, o la muy escandalosa “Après l’orgie” (“Después de la orgía”) de Fidencio Lucano Nava (1869-1938), una joven desnuda que está recostada y suspendida en el mármol.

El acervo del museo es vasto e incluye todo tipo de obra desde el virreinato hasta mediados del siglo XX.

El último miércoles de cada mes, el Munal abre de 7 de la tarde a 10 de la noche, para que los que trabajamos podamos darnos una vueltecilla.

Publicidad
  • Museos y centros culturales
  • Cuauhtémoc

Y ocupando la cabeza de la primera mitad de esta lista, hallamos al Museo Nacional de la Culturas, pues llegan a su recinto alrededor de 438,913 personas, al menos en 2018. En 2019 logró que lo visitaran 567,997, y en 2021, recuperándose de los cierres, llegó a 101,105.

En el muro derecho del lobby del edificio colonial que albergó al que fuera el primer museo de nuestro país (Museo Público de Historia Natural, Arqueología e Historia) se aprecia el mural La revolución, de Rufino Tamayo.

Lo más enriquecedor del acervo del museo es la posibilidad de hacer una mejor construcción de la vida antes de la era cristiana, ya que la exhibición de obras (en su mayoría donaciones de gobiernos amigos) provenientes de Mesopotamia, Egipto y Persia  se contextualiza geográfica y temporalmente de una manera exacta y sencilla, no de la manera abstracta en la que se explica a los estudiantes de secundaria.

El museo contiene obras de países como Perú, Panamá, Canadá, China y Tailandia, entre otros, por lo que representa un collage visual que difícilmente podría apreciarse en un mismo recinto. Así que si tu sueño es ver a la Niké de Samotracia y no puedes esperar a ir a París, o la casi eterna remodelación del Museo de la Acrópolis (Atenas) te sacó canas verdes, aquí podrás desahogarte. Con reproducciones, claro; pero algo es algo.

5. Museo de Arte Moderno
  • Museos y centros culturales
  • Arte y diseño
  • Miguel Hidalgo

En 2018 llegaron a este museo alrededor de 606,714 personas. Y creemos saber la razón de la popularidad de este recinto. 

De niños, cuando uno todavía no entendía nada del arte y mucho menos del moderno, este museo tenía una particularidad muy divertida: si uno se paraba en el descanso de la escalera central y gritaba o aplaudía, la bóveda superior se encargaba de multiplicar el sonido… esto hasta que el personal del museo le llamaba la atención a tus padres por dejar que sus hijos correteen en un recinto de esa naturaleza.

Este museo vio la luz casi al mismo tiempo que el Museo Nacional de Antropología, la desparecida Pinacoteca Virreinal y el Museo de Historia Natural, en el auge cosmopolita que vivió México en la década de los sesenta. Sigue siendo, a la fecha, uno de los recintos más importantes de Latinoamérica en el arte del siglo XX, pues además de ofrecer exposiciones temporales de muy alta calidad, cuenta con una gran colección propia de artistas como Diego Rivera, Leonora Carrington, Frida Kahlo, y Remedios Varo. Tiene también una importante colección de placas del fotógrafo mexicano Manuel Álvarez Bravo.

Alrededor del museo está el Jardín Escultórico, un placentero espacio para pasear o descansar frente a esculturas de Mathias Goeritz, Ángela Gurría, Germán Cueto y Juan Soriano.

El edificio del MAM partió de un diseño del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez y Rafael Mijares. Los jardines fueron concebidos por Matsumoto, aunque el diseño final es obra de Juan Siles.

Publicidad
  • Museos y centros culturales
  • Cuauhtémoc

El museo más visitado de la red de museos del INBAL no podía ser otro que el icónico Palacio de Bellas Artes, que en 2018 atrajo a 642,368 visitantes. 

Se trata sin duda de uno de los monumentos más importantes de la capital que, junto con el Palacio de Gobierno, el de Minería, otros palacios más de la nobleza novohispana, más el de los Deportes y otro que es una tienda departamental, dan a esta muy noble y muy leal Ciudad de México el mote de Ciudad de los Palacios.

Iniciada su construcción en 1904 durante el Porfiriato, y finalizados sus interiores en las décadas posteriores a la Revolución, su diseño va del neoclasicismo afrancesado del siglo XIX en su fachada, al art noveau de su sala de conciertos con su vitral gigantesco que sirve de telón y pesa 24 toneladas, y de ahí al art decó de su vestíbulo. Y si le añadimos la arquitecturas ochenteras y noventeras de sus añadidos más recientes, tenemos un panorama pintoresco, por decir lo menos. La obra inicial es del arquitecto italiano Adamo Boari (1863-1928), y fue finalizada en 1934 por el mexicano Federico E. Mariscal (1881-1971).

En su interior, se despliegan varias salas de exposiciones para expresiones museográficas de artes plásticas e historia, y dominan sus paredes algunos de los murales más imponentes de los grandes muralistas mexicanos: Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, Jose Clemente Orozco,  Roberto Montenegro y Jorge González Camarena (que a su vez, vienen a condimentar la de por sí prolija oferta estética del inmueble).

El teatro del Palacio de las Bellas Artes es el foro por excelencia de las funciones de la Ópera de Bellas Artes y de la Orquesta Sinfónica Nacional, y siempre tiene una oferta muy interesante de las expresiones más cultas del arte universal.

3. Templo Mayor, museo y zona arqueológica
  • Museos y centros culturales
  • Cuauhtémoc

Y entrando al top 3 de los museos más visitados de la CDMX, nos encontramos a uno de los favoritos, tanto de extranjeros como de nacionales: El Templo Mayor.

En 2018 recibió 977,275 visitas. Y, contrario a los pronósticos, en 2019 bajó su afluencia, pues obtuvo 912,673. Por otro lado, en 2021 recibió a 57,164 personas. Esperemos que estos números se levanten para 2022. 

Majestuoso desde el nombre, el Templo Mayor resguarda lo más preciado de nuestra historia. Los vestigios de este centro ceremonial dan cuenta del linaje de todos los mexicanos y de la vasta cosmogonía que hasta hoy prevalece.

Para que no quepa la duda, en cada pieza arqueológica hay información al respecto, tanto en español como en inglés. No es necesaria la ayuda de una guía, el recorrido es muy concreto y bien trazado.

Es interesante la fusión que se hace entre las ruinas y los sonidos del exterior. Los tambores y los cascabeles ambientan la explanada de Tláloc y Huitzilopochtli con gran armonía.

La aventura continúa en las instalaciones techadas, donde se encuentran esculturas y ofrendas originales de la época prehispánica, además de escenificaciones de la forma de vida de los pobladores, a lo largo de nueve salas.

También recuerda que estando en el museo, puedes acceder al Museo Prehispánico Subterráneo. 

Publicidad
  • Museos y centros culturales
  • Miguel Hidalgo

Ahora sí entramos al juego final, y es que, sumados, los dos primeros puestos, le ganan en visitantes a los otros 8 juntos.

El Museo Nacional de Antropología atrajo a 2,596,725 de visitantes en 2018, pero su récord fue en 2019, ya que lo llegaron 3,086,555 de personas. Y aún en 2021, llegaron 477,147, nada mal para estar recuperándose del encierro. Hasta marzo del 2022 ha alcanzado 239,390 de visitantes. Veremos cómo le va en los demás meses.

  • Museos y centros culturales
  • Historia
  • Miguel Hidalgo

Y el número 1 se lo lleva nada menos que el Museo Nacional de Historia. Aunque, hay que decirlo, en realidad este puesto y el 2 se lo está peleando constantemente con el Museo de Antropología.

En 2018 lo obtuvo 2,661,615 visitantes, poco menos de 100 mil más que el de Antropología. En 2019 llegó a 2,811,646 (ese año sí quedó en segundo puesto). En 2021 lo visitaron 331,985 personas. Y lleva 146,519 en 2022.

Es un recinto que narra etapas trascendentales de la historia de nuestro país. Si sus paredes hablaran podrían contarnos detalles de la estadía de los emperadores Carlota y Maximiliano, los sucesos durante la lucha de los Niños Héroes y la estancia presidencial de Lázaro Cárdenas, quien en 1939 lo decretó como un acervo histórico y le dio su nombre actual.

Este edificio fue una ermita, una fábrica de pólvora, sede del gobierno de Guadalupe Victoria, instalaciones del Colegio Militar y el hogar de Sebastián Lerdo de Tejada.

Cuando lo visites, te darás cuenta de que un día no basta para recorrerlo completamente, lo que puedes hacer es planear tu itinerario o contratar el servicio de un guía. En la sala Siqueiros encontrarás la etapa de la Nueva España hasta la modernidad del siglo XX. La planta alta contiene vestuario, muebles y decoración pomposa muy al estilo europeo; y por último, está la biblioteca, abierta de lunes a viernes de 9am-4:30 pm.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad