Couture Bakehouse
Foto: Alejandra Carbajal

Dark kitchens de postres en la CDMX

Puedes satisfacer tu antojo dulce sin salir de casa. Prueba estas dark kitchens de postres en la CDMX.

Andrea Vázquez
Escrito por
Andrea Vázquez
Publicidad

Queremos un postre, pero también queremos seguir cuidándonos. Para estos casos (o para mandar un regalito cumpleañero, de aniversario o solo porque sí) están estas dark kitchens o cocinas fantasma especializadas en platillos para satisfacer nuestros antojos más dulces.

Entre estas dark kitchens encontrarás recetas caseras, pasteles y galletas atascados y chocolatosísimos, pancakes ideales para el desayuno y, sobre todo, las manos más virtuosas y las cabezas más creativas en cuanto a postres se refiere.

Recuerda que los postres y pasteles toman su tiempo, así que revisa los tiempos de estas dark kitchens de postres en la CDMX antes de hacer tu pedido. Ahora sí, prepara el café y, ¡a comer!

Te recomendamos: Dark kitchens en la CDMX

  • Restaurantes

Cuando recibí mi caja de Mint pastries pensé en una ocasión para la que estos postres son perfectos: el auto regalo (si no tienen esa costumbre, les invito a adquirirla). Estos postres vienen en una caja súper bonita, con todo y moño, y de tapa transparente para que, en cuanto recibas tu paquete, puedas ver las delicias que estás por probar.

En Mint pastries puedes encontrar pasteles, cheesecakes, galletotas, panqués, roles de canela de diferentes sabores y donas. Todos vienen en el tamaño normal, o también puedes pedir la caja especial, que viene con algunos brownies, galletas, roles y cheesecakes chiquitos de diferentes sabores para que los pruebes todos.

Lo que más me gustó de Mint pastries fueron los sabores de sus roles. Puedes probar el tradicional de canela o de conejito, dulce de leche, Ferrero u Oreo, o pedir la cajita con cuatro o nueve piezas, para que los pruebes todos.

Otra joya son los cheesecakes; vienen en sabores como Lotus, palomitas con caramelo, cinnamon roll, kínder y berries; puedes pedir nueve o 12 piezas o el cheesecake completo. Estos son una de-li-cia. El sabor a queso se deja sentir, pero también se nota el topping, súper abundante y rico. Y si pides las piezas, cada cuadrito va del tamaño perfecto para que puedas probar dos o más sabores.

También le entramos a las galletas: son una porción muy, pero muy generosa, que además va rellena. Y sí, el relleno es justo como nos gusta: aguadito.

Lo que debes de saber es que estos postres sí son atascados; si te gustan los postres más ligeros, mejor vete por el cheesecake en piezas, que viene del tamaño perfecto para que no te empalagues. Pero si estás convencido de que en tu otra vida fuiste Bruce, el de Matilda, date. Estos postres te van a encantar.

Lo mejor es que todos estos postres vienen en un tamaño perfecto para que no le des a nadie (aunque si quieres compartir con tus roomies o, cuando el semáforo epidemiológico lo permita, llevar a la fiesta, pues vas). Por eso te invito a que te regales unos Mint pastries; si te emocionas y no te comes todo lo que pediste, puedes guardar tus postres unos días. Yo lo hice, y se conservaron como nuevos.

Pide por Whatsapp con dos días de anticipación. WA: 55 4493 7558

Te recomendamos: Galletas en la CDMX

  • Restaurantes

Imagina que es un día nublado, la jornada laboral terminó y tu playlist solamente pasa canciones melancólicas. ¿Necesitas algo para subir el ánimo? Los postres de Cocoberry Bakery tienen esta magia. Esta tienda de repostería online es creación de Fernanda Hernández, quien estudió gastronomía y hace pocos meses decidió emprender este dulce proyecto.

Foto: Alejandra Carbajal

“Es difícil darle un nombre e identidad a tu proyecto , ¡pues tienes mil ideas! Pero debes enfocarte en qué funcionará, qué le gusta a tu público y qué cosas de las que estás comunicando sirven para el negocio, el resto se encamina solito”, afirma Fer sobre su paso como emprendedora.

Recomendado: El mejor pan francés en la CDMX.

Foto: Alejandra Carbajal

En Cocoberry todo se elabora de manera artesanal y tienen todo tipo de piezas. En los elementos para el café encuentras scones (los más socorridos) rellenos de frutos rojos con crema de limón, panqué de limón, plátano, elote o chocolate y una gran selección de muffins de blueberry, plátano o zanahoria; para amantes de las galletas tiene sabores como s’mores, nutella, mantequilla de maní y jalea. La selección de pasteles antojará a más de uno, son pasteles  completos para 10 personas y hay sabores cheesecake, chocolate blanco con frambuesa, caramelo o chocolate.

Recomendado: Café a domicilio en la CDMX.

Foto: Alejandra Carbajal

Para Fernanda el método de venta de una ghost kitchen es una oportunidad para todos aquellos que alguna vez quisieron emprender y no tenían los recursos para poner un espacio, “lo más importante es ofrecer al cliente un producto de calidad a la puerta de su casa”, concluye.

Pedidos lun-jue, entregas vie-sáb 9am-6pm. WP: 55 3076 8246. Pasteles $400. IG: @cocoberrymx.

Foto: Alejandra Carbajal

Publicidad
  • Restaurantes

Los postres son vida. Y si saben a confección casera, mejor. Y esa es la especialidad de Paoli’s Treats, la nueva dark kitchen de pastelitos, brownies y galletas hechos de manera súper artesanal, a baja escala y con harto cariño, y son una gran opción de galletas en la CDMX

Aquí se arman variedad de galletitas (de avena, decoradas con azúcar, linzer o, mis favoritas, de crema de cacahuate, que son una joya, y más si las chopeas en tu café) o unas golosísimas galletotas de red velvet, cookies and cream, Kit-Kat o chocolate blanco. 

Si quieres entrarle bien y bonito, también están las galletas rellenas, que pueden ser de crema de cacahuate o ¡de churro! (tip: mételas al microondas unos segunditos para que el interior se derrita). Además, estas galletas tienen una peculiaridad que no sabemos a qué atribuir, pero son súper adictivas. Así que si no ejercitas el autocontrol es probable que termines comiéndote todo el paquete en una sentada (sí, me pasó).

También hay brownies y pasteles, y aquí viene lo mejor: los puedes personalizar. Para el baby shower, el cumpleaños, el aniversario, la graduación o hasta para trollear a tus cuates. Aquí te hacen tu pastel con tu meme favorito, el personaje que más te guste o incluso tu obra de arte preferida. Y hay que decir que además de guapos, los pastelitos son súper ricos y con la cantidad justa de betún; así no son empalagosos ni pesados.

Como recomendación, y para empezar, te podemos decir que los imprescindibles son las galletas de crema de cacahuate y los pastelitos de chocolate con betún de moka. Aunque sí o sí tienes que darle la vuelta a todas las galletitas que se arman acá, que lo tienen todo para salvarte del tedio home office.

Pide por DM y recibe tu pedido los viernes. IG: @paolistreats. $200 promedio.  

Te recomendamos: ¿Nuestra ciudad será una de las mejores de 2021? ¡Ayúdanos a averiguarlo!

  • Restaurantes

No sé si exista un desayuno más feliz que un pancake. Quizá por su connotación: no es algo que desayunes todos los días; prepararlos implica una celebración. Además, no se comparten con cualquiera; se reservan para comerlos con la gente que quieres. Y quizá son, también, uno de los desayunos más universales, ¿o conoces a alguien que no le gusten?

No sé si Rosa, la creadora de Fluffs Bakery, armó esta dark kitchen especializada en pancakes, pasteles, galletas y goodies pensando en eso, pero sí logró hacer unos pan cakes esponjosísimos, gigantescos, atascados y deliciosos que son perfectos para los fines de semana de flojera, en compañía de quien tú quieras.

Aquí los sabores de los pancakes cambian cada semana. Puede ser que te toquen de fresa; de tocino con naranja china, waffles de cereal y maple; de higo con avellana y Kínder Bueno o hasta de crema de cacahuate con chocolate y chicharrón. Y el que cambien cada semana significa dos cosas, primero, que aunque los pidas cada semana, nunca te vas a aburrir, y segundo, que están hechos con ingredientes de temporada, por lo tanto, están más ricos.

Además de los pancakes también tienen pasteles. El de la casa es el Confetti Cake, hecho con pan de vainilla y sprinkes de colores que, además de estar guapísimo, también está delicioso. Otra opción es el Bruce (si: chocolate, chocolate y más chocolate).

También tienen galletas, pavlovas, cheesecakes y otros goodies como raw cookie dough (la fantasía de cualquier infante: masa de galleta cruda, pero no te preocupes, está hecha para comerse así), pop tarts caseros o scones. Y, como sí se toman muy en serio aquello de aprovechar los productos de temporada, tienen especiales de distintos sabores muy seguido.

Y aquí te va cómo puedes pedir: entra al Instagram de Fluffs Bakery, revisa el menú y elige lo que quieres. Has tu pedido por Whatsapp o por DM y elige la fecha en la que quieras recibirlo (para recibir al día siguiente tienes que pedir antes de las 5pm). También puedes elegir delivery o pickup, y tu pedido se confirma con tu comprobante de pago.

¿Un consejo? No te pierdas de Fluffs Bakery; seguro, pidas lo que pidas, terminarás feliz y satisfecho.

IG: @fluffs.bakery, Whatsapp: 5518380991

 Te recomendamos: Paoli's Treats

Publicidad
  • Restaurantes

Cuando recibí mi pedido de Couture Bakehouse me acordé de cuando, de niña, me aventaba a las piñatas: ese momento en el que ves tu bolsa llena de dulces y, nada más de verlos, se te hace agua la boca. Ese efecto tuvo en mi la rosca de chamoy; solo de abrir la caja comencé a salivar.

Y es que esta rosca de chamoy está hecha de churritos, cacahuates, tamarindos —de esos que viene solo con la pulpa— y otras frituras. Lo increíble es que viene tan comprimida y bañada en una mezcla ganadora de salsitas, que ayudan que todo se mantenga junto y la puedas rebanar como si fuera pastel.

Pero si no es suficiente con el chamoy de la rosca, al centro tiene un botecito con más salsa de chamoy, para que le pongas a discreción. Además los sabores de esta rosca, si bien son salados y de repente picosos y luego dulces, son sobre todo equilibrados: no harás caras por la acidez, ni te vas a enchilar, ¡y tampoco te va a dar gastritis!

Luego de esta carta de amor a las frituras, he de decir que en Couture Bakehouse también tienen postres igual de ricos. Las estrellas de la casa son el pan de zanahoria y los macarrones. El primero se robó mi corazón. La textura es esponjosa y el sabor, intenso a zanahoria y canela, es a la vez delicado. Viene con harto betún de queso crema que sí sabe a queso —y no a manteca vegetal, como otros pasteles que seguramente habrán probado—. Es un pastel perfecto para compartir, pero también para que lo tengas en casa y te eches una rebanadita o dos con tu café matutino.

Y para hacer un regalo, la opción son los macarrones. Redondos, esponjositos y lisos; crujientes por fuera y suaves por dentro. Sí o sí te harán quedar bien. Prueba también los cup cakes, la pizza de chamoy o las galletas. Además, todo llega con un empaque increíble y con una tarjeta personalizada y a mano, así que si tienes que regalar algo, Couture Bakehouse es una gran opción.

Te recomendamos: Manuka, galletas y repostería con ingredientes orgánicos y saludables

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad