Guía gastronómica de la Narvarte

Tradicionalmente una colonia familiar, la Narvarte ha vivido un boom gastronómico y de gente joven en los últimos años. Aquí una guía con más de 25 razones por las que tienes que explorarla

Narvarte
Time Out México

Si Rodolfo Valembrando -el adolescente protagonista de la novela De perfil- recorriera las actuales calles de la Narvarte, donde vivía en los sesenta cuando José Agustín escribió ese libro, se sorprendería de cómo ha cambiado. Seguramente, su jovial energía encontraría refugio en las costillitas barbecue del Pinche Gringo o en las noches de juerga de la cantina La Valenciana

La Narvarte está mutando. Conserva sus parques, como el de las Américas, llenos de familias que pasean los fines de semana, pero ahora montadas sobre bicicletas tándem y con helados artesanales de cardamomo en mano. El barrio se resiste, pero tampoco pone freno de mano. 

La colonia (cuyo nombre, según una teoría, proviene del presidente venezolano de 1835 llamado Andrés Narvarte), se cimbró en lo que fuera la Hacienda Narvarte, a la orilla del Río Piedad (Viaducto). Hoy es justo esta avenida la que no sólo la separa de la Doctores y de la Roma, sino que la permea con su identidad y la encuadra en un perímetro que poco a poco va cobrando una nueva personalidad, una más moderna y atractiva, pero adornada con sus estéticos edificios de mosaicos color pastel, avejentados y clásicos. 

Este especial enlista y te cuenta los lugares que le han dado un nuevo aire, como los cafés de especialidad, los restaurantes que le apostaron a un concepto diferente (como Fruta Editorial, una juguería librería), sin dejar de lado el cuadrante obligado de tacos, que le dieron fama, sabrosura y gordura. 

Te invitamos a recorrerla. Empezar en Metro Etiopía, tomar Diagonal de San Antonio, pasar por unos taquitos yucatecos de El Maquech, luego un caldito de camarón a Rómulo's, dejar el postre y el café chemex en María Café, tomarle una foto a cualquier detalle kitsch en Salem Witch Store & Coffee y rematar la noche en la cantina La Valenciana, que nunca tiene falla.

Restaurantes, bares y cantinas en la Narvarte

Los mejores lugares para comer en la colonia
Restaurantes

Los mejores lugares para comer en la colonia

Conoce los mejores lugares para comer en esta colonia de la Benito Juárez Más opciones en la colonia Cantinas en la Narvarte Alternativas para comer y beber en esta colonia Taquerías en la colonia Más opciones en la zona Las mejores panaderías de la Narvarte El pan artesanal alguna vez fue patrimonio gastronómico de la Roma-Condesa, pero el boom panero se mudó de barrio. Te compartimos cuatro ejemplos nuevos de que algo huele bien en la colonia Divina Social Bakery Panadería boutique con toques argentinos (mucho dulce de leche) y pasteles bien hechos. Los sábados hay sándwiches con jamón serrano. Prueba: Los panquecitos rellenos de Nutella o de dulce de leche. Repostería Paraíso El toque saludable: sus panes y pasteles son deliciosos, aun sin azúcar ni grasa. Prueba: La concha de chocolate. “Lo de arriba” es puro chocolate y se desmorona en tu boca. El Horno de la Osa Atendida por una familia siempre sonriente, esta panadería trabaja con recetas guardadas hace décadas por la abuela de la abuela. La combinación pan casero–cupcakes neoyorkinos es única. Prueba: El volteado de piña, con un toque de cereza al final. La Pastelería del Bistro Jorge Quizás los mejores cupcakes de la colonia. Sus pasteles de diseños divertidos ya comienzan a tener mucho éxito. Prueba: El cupcake de frutos rojos con cobertura de chocolate. Restaurantes y cafés en la Narvarte Cafés en Nápoles/ Del Valle/ Narvarte Más opciones Las mejores panaderías de la Narvarte El pan artesanal alguna vez fue pat

Bares y cantinas en la Narvarte
Bares y cantinas

Bares y cantinas en la Narvarte

Opciones para beber y disfrutar de la vida nocturna en la colonia.

Los clásicos de la colonia

La Valenciana
Bares y cantinas

La Valenciana

De esto hablamos cuando hablamos de cantinas: comida generosa, bebida que no para, mesas con posavasos en las patitas para echar la ficha a gusto… todo está aquí, en un lugar que se ha mantenido en la historia de la ciudad desde 1911 gracias a su apego a lo básico (aunque llegaron a la Narvarte en 1968). Aquí todo es lo que es: una cerveza bien fría y un caldo de camarón en contraste. Luego, unos taquitos dorados que puedes acompañar con otra cerveza y un guacamole espectacular. Ahora que si el hambre es mucha, un molcajete de bistec puede ayudar bastante (especialmente si vas en grupo: sale gratis al pedir una botella). Si vas a la hora de la comida y entre semana, te encontrarás con un paraíso godínez que, más avanzada la tarde, comienza a despejarse para abrir paso a los borrachos profesionales, a quienes no les importa que “Hacer el amor con otro”, de Alejandra Guzmán, esté sonando a todo volumen, discordando de manera increíble con la decoración colonial mexicanísima de azulejos, arcos y candelabros. Cuando el fascinante mundo de la embriaguez comience a envolverte, entonces podrás dejar el ambiente “pop” e ir al salón de cumbia suave y luz roja, para que la cosa se ponga más interesante. El halo de sordidez, aunque pura ilusión, te hará sentir como en el Tenampa. Eso sí, sin mariachi. Pero eso no es nada que haya que lamentar, ya que música viva no falta: aquí lo mexicano hace fusión con lo cubano, así que si vas en viernes, a eso de las 8 de la noche, podrás bailar s

Time Out dice
3 de 5 estrellas
El Maquech Púrpura
Restaurantes

El Maquech Púrpura

Empezó con un puesto callejero y su éxito los llevó a un local en la glorieta de Vértiz que poco a poco se expandió a los cuatro de al lado. Para como van, en diez años su reinado se apoderará de toda la cuadra, pues los fines de semana –cuando hay sopa de lima— está hasta reventar. Esta fondita es una historia de triunfos. Sus manitas de cerdo son laureadas de boca en boca, pero, para cambiarle, yo recomiendo probar sus tacos de relleno negro (también conocido como chilmole). Un guisado diferente en texturas, colores y sabores. Granuloso, de color negro debido a los chiles tatemados con los que se hace la mezcla, carne de pavo y de cerdo y huevo cocido. Cada taquito vale 17 pesos y tienen el tamaño perfecto para probar muchas cosas más, como los panuchos de cochinita o los codzitos –flautas rellenas de carne deshebrada de res y bañada en salsa de jitomate con queso cotija. Su crema de habanero es deleitosamente incendiaria, pero nada que una cerveza o un agua de horchata no ayude a extinguir. Si vas con mucha gente, conviene ordenar por kilo para comer ahí o para llevar. Lo mejor: puedes pedir para banquetes a domicilio y armar un festín yucateco donde quieras.

Time Out dice
3 de 5 estrellas
Tacos Beto
Restaurantes

Tacos Beto

La concepción de un taco campechano no vuele a ser la misma después de probar la especialidad de Tacos Beto: los tacos de cochinada.Descansa sobre la tortilla una dosis de longaniza, bistec y chicharrón; entonces llega el momento de decidir: ¿Con cochi o sin cochi?La "cochinada” es la receta secreta, una mezcla negra que presume ser de los residuos grasosos de la carne, la cebolla y la longaniza quemados; esto es lo que hace de estos tacos todo un acontecimiento.No importa la cantidad de calorías, si lo bañas con la picosísima y bien sazonada salsa roja, morder el taco se convierte en una experiencia religiosa. La cochi es lo que hace de Tacos Beto la parada obligada para bajar la borrachera después de la fiesta o el paraíso de los amantes de los tacos. 

Time Out dice
3 de 5 estrellas
Rómulo's
Restaurantes

Rómulo's

Durante casi tres décadas, don Rómulo atendió a beisbolistas y fanáticos del deporte en este local del mercado 1º de diciembre antes de los partidos en el extinto Parque del Seguro Social. Aunque el estadio ya no está (en su lugar quedó el centro comercial Parque Delta), la tradición de comer frutos del mar el fin de semana continúa. El menú es como el de cualquier otra marisquería. Entre las especialidades están clásicos como los camarones al mojo de ajo y consentidos como el aguachile de camarón y el ceviche rómulo’s. El jugo de ambos es similar. El primero va preparado con cebolla morada y pepino en rodajas, jugo de limón, sal de grano, camarón molido, salsa Maggi e inglesa, salsa bruja (con vinagre, chile de árbol, chile cuaresmeño, chile manzano, cebolla y ajo) y chile chiltepín; condimento popular en el noroeste de México y la estrella del platillo, pues aporta la cantidad suficiente de picante para destacar sin sobreponerse a la acidez del plato. Por otro lado, podríamos comer el ceviche de pescado a cucharadas, con una orden extra de aguacate, para dejarte retorcer por su dominante sabor a limón y picante. La verdadera joya es la parrillada de mariscos: una montaña de almejas gallo, calamar cocido, pulpo, jaiba, camarones con cáscara y cocteleros y, en la cima, una mojarra frita; todo bañado con un intenso caldo que pica, sin ser agresivo, del que destacan sabores agridulces por la peculiar combinación de ingredientes como paprika, chile chiltepín, vino y jugo de nara

Time Out dice
3 de 5 estrellas

Cafés y panaderías en la Narvarte

Cafés
Restaurantes

Cafés

De especialidad o inspirados en las brujas, la Narvarte guarda varios tesoros de cafeína únicos en la Ciudad de México.

Las mejores panaderías de la Narvarte
Restaurantes

Las mejores panaderías de la Narvarte

El pan artesanal ahora es patrimonio gastronómico de la colonia Narvarte.

Qué pedir en las taquerías clásicas de la colonia

Los Pericos
Restaurantes

Los Pericos

Si a los Pericos quieres ir, el taco de pastor con queso debes pedir. Es un clásico, más con salsa roja.

Ceci La Cecina
Restaurantes

Ceci La Cecina

Pide el ceci especial, hecho de cecina de Yecapixtla, longaniza y queso gratinado. Rellénalo hasta el atasque con complementos: nopales, cebollitas, salsas.

El Vilsito
Restaurantes

El Vilsito

El pastor es amo y señor de esta taquería. La salsa verde tiene magia.

El Naranjito
Restaurantes

El Naranjito

¡Pide los yaquis! Hechos con tortilla árabe (gordo, carnoso, jugoso).

Ver más taquerías en la Narvarte

Más recomendaciones en la Narvarte

Kahuil Spa
Salud y belleza

Kahuil Spa

Toqué el timbre. Un chico muy amable salió por mí. Justo antes de entrar a la recámara, una pareja de hombres sale con una eminente alegría fresca. Se quieren dar toquecitos con las yemas de los dedos, pero uno le dice al otro: “¡Que no te toques, babosa!”. “Muy importante: mi spa no es exclusivamente para gente gay. Más bien, es exclusivo para hombres que quieran nuestros servicios impartidos por hombres. Este es un centro de calidad, por lo que toda connotación sexual queda fuera de lugar. Bajo esta premisa, los que se sienten cómodos con mi concepto son los hombres gays”, explica Alfredo Fajardo, dueño de Kahuil Spa. Para llegar al Kahuil Spa hay que salir de esa zona de confort del tramposo triángulo Roma-Condesa-Polanco, así como de la agitada monotonía de la Zona Rosa. Para algunos arriesgados puede ser una aventura urbana que bien vale por el trato personalizado y, sobre todo, por su especialidad clínica. “Siempre que hay un lugar que se anuncia como spa ves la imagen de una mujer con los ojos cerrados junto a una florecita. ¡Se ha dejado de lado a los hombres! Como si a nosotros no nos importara cuidarnos la piel, bajar de peso o desestresarnos”, explica Alfredo. El hecho de que no tenga un letrero que indique la existencia de un spa, le da un aire sugestivo con un inocente cosquilleo de que estás a punto de hacer algo clandestino. Sin embargo, luego de atravesar su apacible jardín, todo se convierte en un ambiente relajado y respetuoso. Kahuil Spa está especiali

Time Out dice
3 de 5 estrellas
Kenzen Narvarte
Salud y belleza

Kenzen Narvarte

Aquí se realiza la fotodepilación, una técnica que “junta los beneficios de la luz pulsada avanzada y de la radiofrecuencia, y permite tratar vellos oscuros, claros e incluso canas. Un verdadero adelanto en cosmetología”, nos dice la terapeuta Jenny Góngora. Este tipo de luz penetra la piel con intensidad, de tal manera que ataca la raíz y va debilitando el vello 85%, deteniendo su crecimiento. Esta técnica no es dolorosa y es muy segura. Según los clientes de este spa, lo máximo que se siente es una especie de piquete. Este tipo de tratamiento es recomendable a partir de los 15 años para que los cambios hormonales de la pubertad no alteren el proceso. También se recomienda que el paciente no tenga tatuajes –pues, de ser el caso, la imagen puede desvanecerse– y que no se sufra de lesiones en la piel. Otra de las ventajas de la fotodepilación: no es necesario esperar semanas para la recuperación, al día siguiente puedes exponerte al sol.

Time Out dice
4 de 5 estrellas