0 Me encanta
Guárdalo

Cafés para ir con tus amigas

Lugares bonitos para echar el chisme a gusto

Casa Tassel

Recomendado

¿Que qué es la Casa Tassel?, pues resulta que es el primer inmueble art nouveau de la historia, edificado entre 1892 y 1893 por Victor Horta; una propuesta de casa unifamiliar en Bruselas, Bélgica. La casa –que proyectó para su amigo Émile Tassel— es, en resumen, el modernismo en todo su esplendor. ¿Y qué creen?, hay una Casa Tassel en plena Roma, un pedacito de Francia mezclado con China e India, el puro amasijo cultural en cuanto a las tradiciones de tomar el té. El salón es pequeño y acogedor: cuatro mesitas, mobiliario de buen gusto y una barra gigante que ofrece macarrones y tartas francesas de la excepcional Patisserie Dominique. Hay una gran variedad de tés, blancos, verdes, oolongs, negros, rojos, e infusiones en combinaciones muy, muy originales. Probé cada uno y aquí les dejo las sugerencias. Para té blanco, el gabrielle bonheur chanel, una suave mezcla con coco. Para un shot de energía y vitalidad, el green sushine, con té verde, ginseng y jengibre. Para consentirse, el cocoa mint, té negro con chocolate y menta. Si quieres algo más sangriento, pide el tiempos violentos, té rojo con frambuesa, fresa y arándano. Dentro de las variedades de flores, rooibos e infusiones, recomiendo el maría antonieta, una gloria compuesta por una flor de jazmín tejida con caléndula. El brote es agregado a una tetera de porcelana japonesa que, en siete minutos, se desenvuelve completamente para que la infusión sea disfrutada. Un gran acompañamiento para los brebajes es el alfajor me

Leer más
Roma

Café Ruta de la Seda

Recomendado

Sobre el agua muy caliente flota una extraña flor: pareciera una alcachofa. Es un capullo artificial. El conglomerado de té de jazmín, al estar en agua caliente, abre poco a poco sus hojas y libera sus aceites esenciales, aroma y sabor. Es el arte del llamado blooming tea –o té floreciente– heredero de la tradición oriental. Como si se derramaran gotas de tinta en el recipiente, se colorea el líquido de la jarra con verde claro. A diferencia de otros tés, en este caso no necesitas retirar el capullo después de un tiempo. De hecho lo mejor es que esperes unos seis minutos a que se desprendan todos sus perfumes. El sabor es suave; el aroma es penetrante… y ese perfume sutil por momentos lo percibes desde afuera en el discreto Barrio de la Conchita, en Coyoacán. La Ruta de la Seda es como esa novela de Alessandro Baricco (Seda), un viaje erótico, hecho de sugerencias y fascinación de los sentidos. Enfriemos la temperatura: exploremos sus limonadas y el hielo que cruje al interior del vaso. Las bebidas refrescantes se hacen con jengibre o con agua de rosas y de fresas: es el mismo efecto seductor y femenino. La misma tenue transgresión de los aromas. Ahora entran en acción los dientes, la lengua. Cierra los ojos. Introduce en tu boca ese pastel ligero de té verde llamado kyoto, o el gâteau á la lavande, hecho con flores de espliego. Muerde. Deja que sus sabores se disuelvan. Espera: la sensación llega por oleadas. Podríamos hablar de su obsesión por los productos orgánicos, o

Leer más
Coyoacán

Café Budapest Cukraszda

Recomendado

Para llegar tienes que cruzar el restaurante Le Mat, sin caer en las tentaciones de la Common People, subir las escaleras y girar a la izquierda hasta encontrarte con un simulacro casi perfecto de una cafetería ubicada en esta ciudad de Europa del Este, incluso contrataron a Alejandro Martínez, un escenográfo especialista en sets de cine para decorar este lugar. Hay tantos detalles que no sabes en donde concentrar la mirada, el mostrador tiene unas torrecillas que terminan en estrellas de David doradas, lo curioso es que funcionan como refrigeradores, en el centro hay un reloj que bien podría ser la réplica de alguno en una vieja estación de trenes. Sirven el té importado por Leticia Saénz (la única tea sommelier en México) en una versión totalmente ingeniosa: tubitos de ensayo con un corcho como tapón. Hay una extensa variedad, pero el de white peony es muy recomendable. En cuestiones de café, te puedes tomar uno concentrado y espumoso de la marca Bacio, comercializado por un italiano radicado en Veracruz. Su sabor es fuerte, pero le pueden dar un ligerísimo toque dulce de crema irlandesa. Lo mejor es acompañarlo con un isler, una galletita similar a una tartaleta con mermelada de chabacano, hecha en casa y espolvoreada con azúcar glass o también una rebanada de un pastel de chocolate con pasta de almendras conocido como sachertorte. Resulta que la moda de no tener uniformidad en el mobiliario o en la vajilla no es casualidad: viene de épocas de entre guerra en las que l

Leer más
Polanco
Advertising

Tea Connection

Recomendado

“Un lugar de té y comida orgánica en la Condesa”. ¡Qué enunciado tan predecible! A pesar de mis inorgánicos pensamientos decidí concederle el beneficio de la duda a Tea Connection, un clásico de tés en Argentina que llegó a México. La decoración del lugar es muy agradable, una mezcla entre un cafecito italiano y una frutería, con luz color mantequilla, mesas blancas y mosaicos blancos y chocolate. Aunque elementos como infografías en la pared y canastas de frutas y verduras levantan dudas con su murmullo de “miren qué natural soy”, basta con ordenar para olvidarlas. La carta de tés está dividida por el tipo de oxidación de la hoja y lleva una breve explicación de la región donde fue cultivado. El repertorio incluye tés negros –entre los que destacan el indian chai y el berries & chocolate–, verdes –como peach n’ roses–, rojos e infusiones, de las que recomiendo la africana, una mezcla aromática de láminas de coco, vainilla, frutos y cubitos de butter toffee. Una vez que llega la mezcla elegida, es el mesero quien, ceremonialmente, anuncia que comenzará el ritual del té. Este inicia con el olfateo de la selección de hierbas, frutas y flores mientras la presentan. La ceremonia continúa cuando introducen la infusión en una tetera e indican su tiempo ideal de reposo. En ese momento, giran un reloj de arena y dejan que los minutos hagan su magia. Otro ritual del lugar es la degustación de postres, religiosa experiencia que consiste en probar pequeñas porciones de brownie, chees

Leer más
Condesa

Comentarios

0 comments