Antros y bares en Amberes

Conoce las mejores opciones de la calle Amberes de Zona Rosa
La pulquería de la zona rosa
Foto: Gil Camargo
Por Gil Camargo |
Advertising

Después de comer en un restaurante de Zona Rosa comienza la fiesta en alguno de estos bares o karaokes.

Las mejores opciones en esta área de Zona Rosa

Gay y lésbico

BB Bar

icon-location-pin Zona Rosa

Un par de cortinas de terciopelo te dan la bienvenida y abren paso a un espejo grande, en el cual se reflejan las miles de bombillas viejas que cuelgan del techo. Esto le da un toque íntimo y romántico. El bar es pequeño pero acogedor y tiene un halo de elegancia. Los pequeños sillones te hacen saber que no es un bar para ir a bailar, sino para charlar con tus amigos, cantar y darse un buen taco de ojo. Al fondo hay un escenario que da la apariencia de chimenea, en la cual, de jueves a domingo, se presentan gogo dancers y strippers atléticos y por lo que deja ver sus diminutas trusas, bien dotados. Los jueves, a partir de las 8pm, hay karaoke. Algunos clientes ya son asiduos a este bar sólo para cantar, así que llega temprano para apartar mesa y micrófono. La barra ofrece chelas, gomichelas y cocteles por litro, que no son los mejores, pero ya entrando se te olvida. De jueves a sábado el cover es del $100 e incluye una bebida de cortesía y los domingos no hay.

Time Out dice
Lollipop
Alejandra Carbajal
Gay y lésbico

Lollipop

icon-location-pin Zona Rosa

Desde los gays y lesbianas tranquilos, los que gustan del faje anónimo en penumbras,  hasta aquellos que gustan de las gomitas y los chamoys, pueden satisfacer sus placeres en el Lollipop. El cover es de 30 pesos, y los fines de semana son impredecibles en cuanto a la entrada: así como puede ser fácil cruzar los pilares recubiertos de ladrillo rojo que separan la banqueta de la calle de Amberes de su pasillo de bienvenida, otros viernes o sábados hay que esperar un poco. No porque sea precisamente una cadena selectiva, más bien se llena a niveles en los que tienen que administrar la capacidad total de parroquianos del local para evitar percances desagradables. Se compone de una planta baja donde hay un karaoke que se hace llamar El Burdelito y cuya decoración pretende emular un cabaret. Es amplio y desde cualquier ángulo se puede observar a aquellos talentos que suben al escenario a demostrar que tienen el rango necesario para audicionar en cualquier convocatoria de cualquier reality que busca talentos que terminarán cantando covers. Al fondo del karaoke, pasando la barra, hay un cuarto oscuro, más claustrofóbico que cachondo, en el que sólo pueden entrar hombres que de plano ya no se aguantan las ganas con el ligue, aunque para unos 15 minutos de faje no esta mal. Y quién sabe, puede ser que, después de todo, cantar una Amanda Miguel o de Alejandro Fernández (de los más socorridos de la lista) tenga su lado seductor. Arriba del Burdelito está la primera de las pistas en la

Time Out dice
Advertising
Gay y lésbico

Kinky

icon-location-pin Zona Rosa

Vayan haciéndose a la idea de que todo lo que sabían del Lipstick, el antro que hiciera de Amberes la calle más agitada del reventón gay de la Zona Rosa, habrá que guardarlo en el cajón de los buenos recuerdos. Renovarse o morir dirían los clásicos. Los dueños del Lipstick sí hicieron caso de tal sentencia y hoy ese edificio abre sus puertas bajo el nombre de Kinky. Un frecuente defecto con los clubes defeños es que a veces le llaman “remodelación” al mero acto de cambiar el color del tapiz de los sillones. Listo: la remodelación está servida para justificar un cover más caro. Por fortuna, no es el caso de Kinky. Si bien han colgado una pequeña pantalla de plasma (en la fachada sobre la acera de Amberes), sólo es suficiente ir a la planta alta para percatarte de que has entrado a un local totalmente nuevo. Lo que antes era una dispersión de sillones y esferas donde predominaba el rojo, se dividió en dos áreas. En la primera colocaron tarimas en las que descansan mesas recubiertas de colores rústicos. En las paredes cuelgan imágenes alusivas al tarjetero típico de la lotería mexicana, pero con referencias a la cultura urbana de la identidad gay, como un cuadro dedicado a “el Chichifo”. La otra mitad, dividida por mamparas de cristal, tiene un pequeño y coqueto karaoke que recrea las sensaciones de cabaret. Sin duda, supieron sacarle provecho al espacio y la ventajosa vista a Reforma, pues la sensación de estar en un lugar más amplio es evidente. También la terraza ha sid

Time Out dice
42nd Street
Alejandra Carbajal
Gay y lésbico

42ND Street Café

icon-location-pin Zona Rosa

Este local tiene varios años dando servicio a esa parte de la comunidad gay que, básicamente, busca un espacio dónde platicar, reunirse con las comadres y destrozar a aquellas que no están presentes. Caminando rumbo a la barra del fondo izquierdo, pasé al lado de una periquera donde cuatro muchachos brindaban y hablaban de lo “intrigosa” que era alguien. No debían tener más 27 años. Más o menos así es el ambiente que corre por las paredes oscuras recubiertas de cuadrículas de espejitos de este bar (lo cual no es una desventaja, vamos, lo venenoso siempre es divertido). Desde luego no todos son telarañas de arpías, también hay rincones para dar rienda suelta al romance, sobre todo en aquellas mesas junto al ventanal con vista a Amberes y que desde las seis de la tarde ya anuncian que están reservadas. En la barra pedí una cerveza al estilo cubano a cambio de 30 pesos, las micheladas las dan a 25 y “las sencillas” en 20. Barato. También cuentan con una bebida de la casa, la red beer, preparada con jugo de tomate. El bar está compuesto por dos partes divididas por la cabina del DJ (en donde suelen recargarse los tipos que entran sin pareja ni amigos) que programa éxitos pop en versión remix con algún toque de debilidad reguetonera. Al fondo, un espacio con unas cinco mesas más chaparras pensadas acaso para grupos grandes. Totalmente mixto, aunque hay fines de semana donde lo invaden lesbianas. La comunidad lésbico-gay utiliza este bar como una parada de precopeo, pero mucha

Time Out dice
Advertising
Touch
Alejandra Carbajal
Gay y lésbico

Touch

icon-location-pin Zona Rosa

Con una de las fachadas más llamativas y pretenciosas de Amberes, este sitio también entra en la lógica de los clubes con varios pisos. En la planta baja hay un karaoke que parece tener buena demanda, y en la que los fines de semana un grupo de rock interpreta covers. El segundo nivel es la parte más movida, por así decirlo, donde no sólo ponen el indispensable pop que predomina en esta calle, sino de pronto se animan con ritmos como el reggaetón, tropical o banda, aunque su decoración es accidentada y el servicio de meseros es algo lento y las mesas se ocupan desde las ocho de la noche. Los cristales con vista a Amberes más o menos ayudan. Lo que quizás marque, aunque sea un poco, la diferencia con el resto de los clubes es su terraza, en donde programan música electrónica. Entrando la noche arrancan con una selección bastante agradable de eso que en la década de 1990 se conocía como lounge y trip-hop. Después de las 12 aumentan la velocidad de los beats aproximándose a eso que conoce como circuit music. Hay cocteles y las cervezas cuestan 30 pesos, aunque tienen peculiares paquetes como el de 24 cervezas por 600 pesos y 14 por 300, por si tienen ganas de emborracharse en serio.

Time Out dice
La pulquería de la zona rosa
Foto: Gil Camargo
Gay y lésbico

La pulquería de la zona

icon-location-pin Zona Rosa

Este bar, pulcata, karaoke, antro (o todas las anteriores) funciona como antesala del Cabaretito Punto y Aparte. Ya que para entrar debes pasar por el la pulquería de la zona. A pesar de ser pequeño, la distribución en dos niveles lo hace ver muy grande, ya que está a desnivel. A los costados se encuentras las escaleras que te llevan a los baños o al Cabaretito. La decoración con es muy mexicana. Las paredes están repletas de loterías, pinturas de luchadores, vírgenes y exvotos de homosexuales que lo hacen muy agradable. Como todos los bares de Zona Rosa, los mejores días para visitarlo es de jueves a domingo, aunque de vez en cuando tienen eventos especiales como pequeñas ferias de pulque o exposiciones. Obviamente, el pulque en este bar es un most pero es famoso por su viernes de cerveza a $10 de 2-6pm. s

Time Out dice
Advertising
Gay y lésbico

Candy Bar

icon-location-pin Zona Rosa

Hace un año que Macho Bar murió para darle vida a este bar inspirado en el juego de Candy Crush, leíste bien, el juego de los dulces de colores que todos tenemos en nuestros smartphones y tablets. La fachada y el interior asemejan una dulcería adornada con los famosos dulces y algunos de los diferentes personajes de la saga, volviéndolo muy colorido y brillante. Ya que las paredes exteriores son de cristal, desde fuera se puede ver el ambiente, que generalmente es bueno de jueves a domingo. El perímetro interior tiene barras para que puedas poner tu chela, lo que es útil cuando no hay mesas disponibles. Los espacios para bailar dependen del número de personas que haya, pero ten cuidado ya que la mitad del bar está a desnivel y con las luces, la música y el baile es fácil que tengas un accidente. Candy bar es frecuentado por personas jóvenes, así que evítalo si te gustan los daddies, aunque nunca falta el chavoruco. La cerveza va desde $30 la ampolleta hasta $450 la cubeta.

Time Out dice
Gay y lésbico

Le Cirque Nuit Bar

icon-location-pin Zona Rosa

Al principio pensé que era la lluvia del jueves, pero al salir de ahí y pasar frente a otros bares, me di cuenta que el clima no era pretexto para que el bar estuviera casi vacío.En la puerta me recibieron los meseros y dos chicos de seguridad. No hay cover, así que lo único que tenía qué pensar era dónde me iba a sentar. Escoger entre los sillones de la entrada y las mesas con periqueras al fondo no iba a ser gran problema. Elegí una mesa en el centro para tener una visión de todo.El bar tiene un concepto de fantasía y cabaret. A pesar de estar vacío, una pareja de chicos bailaba sobre una pequeña tarima rectangular en el centro del bar. Pareciese que estaban en una gran fiesta en la que competían por ver quién bailaba mejor, animándome por dentro y reconociendo que muchas veces es más importante tu actitud que el lugar.El dj pone los éxitos del momento, o de años pasados, lo que te impedirá quedarte sentado, ya que todo el tiempo vas a querer bailar. Para darle un toque dramático, las luces y el hielo seco transforman el ambiente en todo un show espectacular para la pequeña tarima que tienen.Al fondo se encuentra la barra, en la que ofrecen cervezas por $30, mojitos en $60  y tequila, ron y vodka por litro en $90. Los jueves y domingos cuentan con 2x1 en yardas.Si no te gusta el Marrakech o La Purísima porque están llenos, Le Cirque Nuit Bar es una buena opción para divertirse sin sentirse sardina en una lata.

Time Out dice

Recomendaciones

El regreso de Will & Grace
Foto: Cortesía FOX
Gay y lésbico

Will & Grace, la serie gay de los noventa, estrena temporada

Uno de los cuartetos más fabulosos de la historia de la televisión está de regreso.  Will,Grace, Jack y Karen se despidieron hace más de una década cuando la temporada ocho de Will & Grace (David Kohan, Max Mutchnick, 1998) llegó a su fin. Pero luego de un repentino reencuentro del elenco en 2016 —invitaban a los estadounidenses a votar en las elecciones presidenciales del mismo año— se anunció el regreso de la mítica serie gay con 16 capítulos en 2018. Este 13 de marzo de 2019 la serie estrena temporada con 18 capítulos dirigidos por James Burrows (Friends).  Foto: Cortesía FOX ¿De qué iba la serie?Si eres demasiado millennial y no tienes idea de qué estamos hablando, aquí un poco de qué trata. Esta serie americana partió del relato de la vida de Will (Eric McCormack), un abogado gay —sí, en la televisión y en plena década de los noventa —, quien es el mejor amigo de Grace (Debra Messing), una diseñadora de interiores. Ellos jóvenes, ahora ya no tanto, comparten departamento en Nueva York; solteros, fanáticos del cine francés, el póker, los concursos de televisión y las relaciones con hombres complicados. Se tienen el uno al otro para consolarse. Los otros miembros del cuarteto son: la alcohólica y adinerada asistente de Grace, Karen (Megan Mullally) y el vecino Jack (Sean Hayes), este último además de haber sido camarero, actor, enfermero y hasta ejecutivo de un canal de televisión, también es gay. En los nuevos episodios se demuestran que el vínculo entre este cuarteto p

Bar gay Amberes 46 en Zona Rosa
Foto: Cortesía Charly Díaz
Gay y lésbico

Amberes 46, el nuevo bar de strippers de Charly Díaz

icon-location-pin Zona Rosa

Cuando hablamos de porno gay o strippers en la CDMX no podemos pasar de largo a Charly Díaz, un hito en este ambiente; maduro acuerpado y demás conocido por la comunidad LGBTTTI. Luego de un tiempo de no estar presente en Zona Rosa, Charly regresa a la calle de Amberes (muy cerca del El 9 de Amberes) con un un nuevo bar en el que "los strippers te bailan a ti y no a tus amigas". Este lema lo comparte con Osil Bar, que abrió sus puertas el año pasado en Coyoacán. El bar de strippers y gogo dancers es amplio y tiene dos escenarios en el que constantemente hay shows para todos los gustos: verás strippers chacalones, guapos, muy mamados y twinks, quienes presentan bailes un poco breves y nada atrevidos hasta antes de la media noche; pasando la hora mágica hay desnudos totales y aunque no vimos a Charly en acción, nos aseguró que sí dará espectáculo —como hace poco menos de una década lo hacía en Botas Bar también en Zona Rosa— y probablemente hasta show de sexo en vivo (estoy cruzando los dedos). Hay que decir que la distribución de Amberes 46 es eficiente para ver los números sensuales. Abre solo los jueves e incluye show drag o travesti y la oportunidad de tener un baile privado con algunos de los chicos por $150 o invitarles una copa de $100-$250. Ojo, ve con la cartera llena porque los chavos constantemente se acercarán a tu mesa para ofrecerte sus bailes. Yo me animé a un privado con uno de los chicos con un derrière de envidia, Josef, y sinceramente no fue nada del otro m

Time Out dice
Advertising
marcha gay
Foto: Time Out México
Gay y lésbico

10 experiencias de sexo gay para el mes del amor

Uno de los propósitos de Año Nuevo debería ser "no más hipocresías". Nos encanta el sexo, digan lo que digan. Guarda esta lista de experiencias de sexo LGBT, tienes un año para terminarla y considerarte un experto en sexo gay. Encontrarás desde prácticas de shibari hasta nuevos lugares de encuentro.  Recomendado: 15 lugares que todo turista LGBTTTI debe visitar en la CDMX. 

Gay y lésbico

Discoteca, el nuevo antro gay para salir los viernes

icon-location-pin Lomas de Chapultepec

Los viernes por la noche, el antro Guilt se transforma en Discoteca. Uno de los nuevos antros gay de la CDMX, con el mismo concepto fresa y con cadena en la entrada de Guilt, pero más relajado. Discoteca te presenta una variedad rica en música pop, electrónica, reguetón y disco. Al ingresar me encontré con una pista iluminada ingeniosamente en colores verde, azul y rojo y a su alrededor mesas con sillones en color negro, adecuados para descansar un rato entre la música y alguna copa. La decoración es elegante: objetos pintados en color dorado y de fondo la cabina bajo los beats de Priest, un dj queer que define su estilo como house urbano latino club, quien ha tocado antros LGBT y en fiestas queer como Bonita y Pervert. A lo largo de la noche, el dj realizó un recorrido musical con artistas como Madonna, Lady Gaga, Rihanna, Beyonce, Donna Summer o exponentes del género urbano como Maluma, Daddy Yankee y Don Omar.  El acceso al bar fue sencillo.Al llegar prevé tu reservación para asegurar tu lugar, pues cerca de la media noche el antro se empieza a llenar. El cover tiene un precio de $300 y si estás en lista de $250. Cada viernes, el host estará a cargo de la finalista de La Más Draga, Margaret y Ya; de la integrante del colectivo Suicidrag, Sigfrido; y de la drag y dj Gvajardo.  Algo que sobresale del antro son sus  guapos bartenders sin playera, quienes fueron mi excusa para acercarme y de paso mirar la carta: destacan los shots por $100, tienen nombre de divas; el Britne

Time Out dice
Advertising
Entrevista a Alex Toledo
Foto: Alejandra Carbajal
Gay y lésbico

¿Quién es Alex Toledo y por qué nos ayuda a curar nuestros corazones?

Alex Toledo comenzó su carrera escribiendo textos para medios dirigidos a la comunidad LGBTTTI. “Un día me pregunté ¿qué pasaría si creo mi propio blog?, y surgió la idea de tener algo mío, muy personal para compartir con mis seguidores”. Es así como nació la idea de crear el blog alextoledo.com, en un inicio contaba ahí cómo iba redescubriendo su sexualidad. A lo largo de siete años que lleva el blog #LaSopaDeAlex, el autor comenta que ha notado un cambio favorable en sus textos ya que utiliza su experiencia como coach de desarrollo humano para ayudar y resolver las dudas de sus "soperos” —como llama a sus seguidores— acerca de las relaciones humanas. “Fue hasta mi salida del closet que empecé a tener la necesidad, primero de entenderme a mí mismo y una vez que me entendiera, ayudarles a otros a comprenderse. Quería que experimentaran ese proceso”, comenta. Toledo deleita la pupila de sus seguidores subiendo a sus redes sociales una que otra (o muchas) foto sin playera o en ropa interior. No se considera un símbolo sexual, pero le agrada la idea de motivar a la gente no solo con sus textos, sino también con su cuerpo fitness y su vida saludable: “el ejercicio me ayudó a superar muchas cosas, a encontrarme a mí mismo, a tomar seguridad. En el ejercicio encontré una terapia ocupacional, una terapia que me permitía entenderme a mí para poder seguir haciendo mi trabajo”. Foto: Alejandra CarbajalA los 19 años, Alex desarrolló dos libros enfocados a la literatura infantil: Indr

Gay y lésbico

15 increíbles películas LGBTTTI que puedes ver en internet

La pantalla grande ha servido de puente para comprender y visibilizar las problemáticas de la comunidad LGBT. Seleccionamos 15 cintas claves para entender el cine que cuenta historias de bisexuales, transexuales, lesbianas y homosexuales de una manera crítica y con una manufactura competitiva.  También puedes ver cuáles son Las mejores 50 películas LGBTTTI y las  10 mejores películas LGBTTTI en Netflix. 

Advertising
Gay y lésbico

Visitamos a La Purísima remodelada

icon-location-pin Cuauhtémoc

Cuando me advirtieron que debía llegar temprano a La Purísima recién remodelada, pensé que se trataba de una de esas leyendas urbanas generadas para exaltar el marketing de un club con un orgulloso pasado: empezó a llover y ni así la hilera humana se disolvió. En dos horas, avancé poco menos de media cuadra, así que aprovechando que el chico delante de mí coqueteaba de un modo efebo e insistente, le pregunté si podía guardarme mi lugar en lo que fermentaba mi cogote en otros bares necesarios para mi reporteo. El nuevo expresionismo de La Purísima incluye el neón de un Cristo con arneses y tacones que encarna la metáfora más sublime del sufrimiento; no sólo es un pastiche decorativo, representa el neón al final del calvario y la sufrida peregrinación que implica hacerse de un lugarcito en La Puri. Cuando al fin pude entrar a este bar gay ya tenía más alcohol que sesos pero según recuerdo, el cover es de 50 pesos y las chelas andan en 30. La distribución de los dos pisos es casi la misma que en el pasado, lo radical después de la reapertura está en la decoración, con muchos neones y sobretodo fetiches sacrílegos, como los vitrales de soft porn bíblico, o algo así. La música sigue siendo esa satisfactoria programación de sets joto-alternativos con episodios de high energy, aunque bailar puede ser complicado entre los codazos involuntarios y los pisotones. También el espíritu de hipismo queer sigue latente, tanto como para volverse una vez más el antro de moda y del que todos

Time Out dice
Gay y lésbico

El nuevo cabaret gay de la CDMX: Cabaret Babalú

icon-location-pin Cuauhtémoc

En México, el cabaret tuvo un auge durante los cincuenta, cuando hombres adinerados visitaban esos sitios para deleitarse con alguno de los shows que incluían baile, magia, canto y muchas veces desnudismo. Después, se fueron creando espacios para el público con un nivel socioeconómico bajo —obreros, ferrocarrileros— para que fueran a echarse unas cervezas y bailar hasta el cansancio.    En los ochenta, con el fin de difundir espacios donde la gente disfrutara de un espectáculo con sátira cómica, se empezaron a crear clubes para lo que conocemos hoy como standup, pero conservando la estética de un cabaret. Uno de los precursores en la propagación de estos sitios en la CDMX es Tito Vasconcelos, ícono LGBT, del cabaret y del teatro en nuestro país. Lo cierto es que el ingrediente que ha perdurado a lo largo de los años en el cabaret es ese sabor LGBTTTI materializado con transformistas, sean travestis o drags, y otros personajes LGBT en el escenario. Este 2019, le decimos hola al Cabaret Babalú, un espacio concurrido principalmente por heterosexuales, ubicado justo arriba de Salón Ríos en la Cuauhtémoc. Al llegar a Babalú te recibe la barra del licor y en el fondo, un escenario con luces entre rojas y azules. El entorno incluye una iluminación tenue, música adecuada para charlar, mesas propias y una decoración en la que predomina la madera. De la carta no hay mucho que decir, tragos largos y las cervezas no están, pero puedes pedirlas al mesero. La comida es garantía gracias

Time Out dice
Advertising
Marcha del orgullo 2018
Foto: Loops Sandoval
Gay y lésbico

15 lugares turísticos gay que debes visitar en la CDMX

De acuerdo con datos de la Secretaría de Turismo (SECTUR), México recibe al rededor de 3.5 millones de visitantes al año pertenecientes a la comunidad LGBTTTI; Cancún, CDMX, Puerto Vallarta y Guadalajara son los destinos turísticos gay más visitados, superados sólo por Río de Janeiro y Buenos Aires que encabezan la lista de Latinoamérica.  La CDMX a lo largo de la historia ha sido el epicentro de proyectos y lugares de esparcimiento en el país. La Zona Rosa que surgió en los cincuenta hoy además de albergar boutiques, estéticas y sexshop dirigidas a la comunidad, es un hogar para la vida nocturna en donde la tolerancia y las minorías conviven con libertad. Casa Gomorra y Club Roshell se colocaron desde sus inicios como puntos de partida para que en la capital existieran sitios que generan comunidad entre personas transexuales y travestis. Esto, sumado a los 40 años de la Marcha del Orgullo LGBTTTI y su clara evolución hacen que estemos seguros de que no es coincidencia que la Ciudad de México sea una de las metrópolis con mayor oferta cultural y de entretenimiento dirigido a la comunidad. Enlistamos 15 lugares que a todo turista lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero, trasvesti o intersexual le sorprenderán.  También checa cuáles son los mejores eventos para la comunidad LGBTTTI y nuestro top 10 de antros y bares gay en la CDMX.   

Gay y lésbico

Rico, el nuevo antro gay del que todos están hablando

icon-location-pin Zona Rosa

Si tienes ganas de bailar hasta el amanecer, Rico es el nuevo lugar en la Juárez para hacerlo. La mitad de la semana este enorme lugar se utiliza para todo tipo de eventos, pero en cuanto llega la noche del jueves, Niza 45 se convierte en Rico, un espacio con dos ambientes diferentes para darle gusto a toda la comunidad LGBTTTI.  Lo primero que te encuentras al cruzar la puerta son carteles de luces neón, espejos, cortinas y estroboscopios. En la planta baja todo se trata sobre saber perrear, pues el reguetón es lo que impera. Al subir por la escalera, te encuentras en el segundo ambiente que es un poco más alternativo, pues lo mismo suenan Selena con Los Dinos, que Debbie Harry con Blondie, además de ser este el espacio que destinan para hacer eventos especiales y noches de homenaje. En Rico puedes encontrarte a todos los protagonistas de las noches LGBT+ en la Ciudad de México: artistas, drag queens y oficinistas, todos están invitados a pasar una noche espectacular en este sitio que cada noche está a reventar. La barra no dista mucho de los sitios aledaños de Zona Rosa, pues la cerveza es la reina de la casa, pero acércate a su infame barra y prueba sus tragos mezclados. Un consejo de fiestero profesional es quedarte cerca de alguna barra, pues de repente y sin previo aviso sueltan promociones y hasta algunas chelas gratis. Si te gusta empezar temprano la fiesta, este bar gay abre sus puertas a las 7pm y lo mejor es que no pagas cover; si te gusta llegar elegantemente

Time Out dice

More to explore

Advertising