Antros y bares en Amberes

Conoce las mejores opciones de la calle Amberes de Zona Rosa

La pulquería de la zona rosa
Foto: Gil Camargo
Por Gil Camargo |
Advertising

Después de comer en un restaurante de Zona Rosa comienza la fiesta en alguno de estos bares o karaokes.

Las mejores opciones en esta área de Zona Rosa

Gay y lésbico

BB Bar

icon-location-pin Zona Rosa

Un par de cortinas de terciopelo te dan la bienvenida y abren paso a un espejo grande, en el cual se reflejan las miles de bombillas viejas que cuelgan del techo. Esto le da un toque íntimo y romántico. El bar es pequeño pero acogedor y tiene un halo de elegancia. Los pequeños sillones te hacen saber que no es un bar para ir a bailar, sino para charlar con tus amigos, cantar y darse un buen taco de ojo. Al fondo hay un escenario que da la apariencia de chimenea, en la cual, de jueves a domingo, se presentan gogo dancers y strippers atléticos y por lo que deja ver sus diminutas trusas, bien dotados. Los jueves, a partir de las 8pm, hay karaoke. Algunos clientes ya son asiduos a este bar sólo para cantar, así que llega temprano para apartar mesa y micrófono. La barra ofrece chelas, gomichelas y cocteles por litro, que no son los mejores, pero ya entrando se te olvida. De jueves a sábado el cover es del $100 e incluye una bebida de cortesía y los domingos no hay.

Time Out dice
Lollipop
Alejandra Carbajal
Gay y lésbico

Lollipop

icon-location-pin Zona Rosa

Desde los gays y lesbianas tranquilos, los que gustan del faje anónimo en penumbras,  hasta aquellos que gustan de las gomitas y los chamoys, pueden satisfacer sus placeres en el Lollipop. El cover es de 30 pesos, y los fines de semana son impredecibles en cuanto a la entrada: así como puede ser fácil cruzar los pilares recubiertos de ladrillo rojo que separan la banqueta de la calle de Amberes de su pasillo de bienvenida, otros viernes o sábados hay que esperar un poco. No porque sea precisamente una cadena selectiva, más bien se llena a niveles en los que tienen que administrar la capacidad total de parroquianos del local para evitar percances desagradables. Se compone de una planta baja donde hay un karaoke que se hace llamar El Burdelito y cuya decoración pretende emular un cabaret. Es amplio y desde cualquier ángulo se puede observar a aquellos talentos que suben al escenario a demostrar que tienen el rango necesario para audicionar en cualquier convocatoria de cualquier reality que busca talentos que terminarán cantando covers. Al fondo del karaoke, pasando la barra, hay un cuarto oscuro, más claustrofóbico que cachondo, en el que sólo pueden entrar hombres que de plano ya no se aguantan las ganas con el ligue, aunque para unos 15 minutos de faje no esta mal. Y quién sabe, puede ser que, después de todo, cantar una Amanda Miguel o de Alejandro Fernández (de los más socorridos de la lista) tenga su lado seductor. Arriba del Burdelito está la primera de las pistas en la

Time Out dice
Advertising
Gay y lésbico

Kinky

icon-location-pin Zona Rosa

Vayan haciéndose a la idea de que todo lo que sabían del Lipstick, el antro que hiciera de Amberes la calle más agitada del reventón gay de la Zona Rosa, habrá que guardarlo en el cajón de los buenos recuerdos. Renovarse o morir dirían los clásicos. Los dueños del Lipstick sí hicieron caso de tal sentencia y hoy ese edificio abre sus puertas bajo el nombre de Kinky. Un frecuente defecto con los clubes defeños es que a veces le llaman “remodelación” al mero acto de cambiar el color del tapiz de los sillones. Listo: la remodelación está servida para justificar un cover más caro. Por fortuna, no es el caso de Kinky. Si bien han colgado una pequeña pantalla de plasma (en la fachada sobre la acera de Amberes), sólo es suficiente ir a la planta alta para percatarte de que has entrado a un local totalmente nuevo. Lo que antes era una dispersión de sillones y esferas donde predominaba el rojo, se dividió en dos áreas. En la primera colocaron tarimas en las que descansan mesas recubiertas de colores rústicos. En las paredes cuelgan imágenes alusivas al tarjetero típico de la lotería mexicana, pero con referencias a la cultura urbana de la identidad gay, como un cuadro dedicado a “el Chichifo”. La otra mitad, dividida por mamparas de cristal, tiene un pequeño y coqueto karaoke que recrea las sensaciones de cabaret. Sin duda, supieron sacarle provecho al espacio y la ventajosa vista a Reforma, pues la sensación de estar en un lugar más amplio es evidente. También la terraza ha sid

Time Out dice
42nd Street
Alejandra Carbajal
Gay y lésbico

42ND Street Café

icon-location-pin Zona Rosa

Este local tiene varios años dando servicio a esa parte de la comunidad gay que, básicamente, busca un espacio dónde platicar, reunirse con las comadres y destrozar a aquellas que no están presentes. Caminando rumbo a la barra del fondo izquierdo, pasé al lado de una periquera donde cuatro muchachos brindaban y hablaban de lo “intrigosa” que era alguien. No debían tener más 27 años. Más o menos así es el ambiente que corre por las paredes oscuras recubiertas de cuadrículas de espejitos de este bar (lo cual no es una desventaja, vamos, lo venenoso siempre es divertido). Desde luego no todos son telarañas de arpías, también hay rincones para dar rienda suelta al romance, sobre todo en aquellas mesas junto al ventanal con vista a Amberes y que desde las seis de la tarde ya anuncian que están reservadas. En la barra pedí una cerveza al estilo cubano a cambio de 30 pesos, las micheladas las dan a 25 y “las sencillas” en 20. Barato. También cuentan con una bebida de la casa, la red beer, preparada con jugo de tomate. El bar está compuesto por dos partes divididas por la cabina del DJ (en donde suelen recargarse los tipos que entran sin pareja ni amigos) que programa éxitos pop en versión remix con algún toque de debilidad reguetonera. Al fondo, un espacio con unas cinco mesas más chaparras pensadas acaso para grupos grandes. Totalmente mixto, aunque hay fines de semana donde lo invaden lesbianas. La comunidad lésbico-gay utiliza este bar como una parada de precopeo, pero mucha

Time Out dice
Advertising
Touch
Alejandra Carbajal
Gay y lésbico

Touch

icon-location-pin Zona Rosa

Con una de las fachadas más llamativas y pretenciosas de Amberes, este sitio también entra en la lógica de los clubes con varios pisos. En la planta baja hay un karaoke que parece tener buena demanda, y en la que los fines de semana un grupo de rock interpreta covers. El segundo nivel es la parte más movida, por así decirlo, donde no sólo ponen el indispensable pop que predomina en esta calle, sino de pronto se animan con ritmos como el reggaetón, tropical o banda, aunque su decoración es accidentada y el servicio de meseros es algo lento y las mesas se ocupan desde las ocho de la noche. Los cristales con vista a Amberes más o menos ayudan. Lo que quizás marque, aunque sea un poco, la diferencia con el resto de los clubes es su terraza, en donde programan música electrónica. Entrando la noche arrancan con una selección bastante agradable de eso que en la década de 1990 se conocía como lounge y trip-hop. Después de las 12 aumentan la velocidad de los beats aproximándose a eso que conoce como circuit music. Hay cocteles y las cervezas cuestan 30 pesos, aunque tienen peculiares paquetes como el de 24 cervezas por 600 pesos y 14 por 300, por si tienen ganas de emborracharse en serio.

Time Out dice
La pulquería de la zona rosa
Foto: Gil Camargo
Gay y lésbico

La pulquería de la zona

icon-location-pin Zona Rosa

Este bar, pulcata, karaoke, antro (o todas las anteriores) funciona como antesala del Cabaretito Punto y Aparte. Ya que para entrar debes pasar por el la pulquería de la zona. A pesar de ser pequeño, la distribución en dos niveles lo hace ver muy grande, ya que está a desnivel. A los costados se encuentras las escaleras que te llevan a los baños o al Cabaretito. La decoración con es muy mexicana. Las paredes están repletas de loterías, pinturas de luchadores, vírgenes y exvotos de homosexuales que lo hacen muy agradable. Como todos los bares de Zona Rosa, los mejores días para visitarlo es de jueves a domingo, aunque de vez en cuando tienen eventos especiales como pequeñas ferias de pulque o exposiciones. Obviamente, el pulque en este bar es un most pero es famoso por su viernes de cerveza a $10 de 2-6pm. s

Time Out dice
Advertising
Gay y lésbico

Candy Bar

icon-location-pin Zona Rosa

Hace un año que Macho Bar murió para darle vida a este bar inspirado en el juego de Candy Crush, leíste bien, el juego de los dulces de colores que todos tenemos en nuestros smartphones y tablets. La fachada y el interior asemejan una dulcería adornada con los famosos dulces y algunos de los diferentes personajes de la saga, volviéndolo muy colorido y brillante. Ya que las paredes exteriores son de cristal, desde fuera se puede ver el ambiente, que generalmente es bueno de jueves a domingo. El perímetro interior tiene barras para que puedas poner tu chela, lo que es útil cuando no hay mesas disponibles. Los espacios para bailar dependen del número de personas que haya, pero ten cuidado ya que la mitad del bar está a desnivel y con las luces, la música y el baile es fácil que tengas un accidente. Candy bar es frecuentado por personas jóvenes, así que evítalo si te gustan los daddies, aunque nunca falta el chavoruco. La cerveza va desde $30 la ampolleta hasta $450 la cubeta.

Time Out dice
Gay y lésbico

Le Cirque Nuit Bar

icon-location-pin Zona Rosa

Al principio pensé que era la lluvia del jueves, pero al salir de ahí y pasar frente a otros bares, me di cuenta que el clima no era pretexto para que el bar estuviera casi vacío.En la puerta me recibieron los meseros y dos chicos de seguridad. No hay cover, así que lo único que tenía qué pensar era dónde me iba a sentar. Escoger entre los sillones de la entrada y las mesas con periqueras al fondo no iba a ser gran problema. Elegí una mesa en el centro para tener una visión de todo.El bar tiene un concepto de fantasía y cabaret. A pesar de estar vacío, una pareja de chicos bailaba sobre una pequeña tarima rectangular en el centro del bar. Pareciese que estaban en una gran fiesta en la que competían por ver quién bailaba mejor, animándome por dentro y reconociendo que muchas veces es más importante tu actitud que el lugar.El dj pone los éxitos del momento, o de años pasados, lo que te impedirá quedarte sentado, ya que todo el tiempo vas a querer bailar. Para darle un toque dramático, las luces y el hielo seco transforman el ambiente en todo un show espectacular para la pequeña tarima que tienen.Al fondo se encuentra la barra, en la que ofrecen cervezas por $30, mojitos en $60  y tequila, ron y vodka por litro en $90. Los jueves y domingos cuentan con 2x1 en yardas.Si no te gusta el Marrakech o La Purísima porque están llenos, Le Cirque Nuit Bar es una buena opción para divertirse sin sentirse sardina en una lata.

Time Out dice

Recomendaciones

Gay y lésbico

Daddy, el nuevo antro LGBT se está poniendo de moda

icon-location-pin Zona Rosa

Daddy es para bailar, ligar y tomarse fotos frente a sus grandes letreros de luces neón. La sala principal resultó ser nuestro lugar favorito para jotear toda la noche. En la puerta de Daddy, un letrero verde con el nombre del lugar te recibe junto a algunas drags que varían dependiendo el día, las recurrentes son Amondi Blunt, Tiresias, Dolores Black y Kanela. Luego de un pasillo, una cortina negra oculta el interior de un bar bastante amplio (poco común en los antros de la zona) y repletos de neones principalmente en verde y azul. El estilo industrial de esta especie de bodega de concreto con dos barras y baños con grafitis que te hace sentir el furor de estar en una fiesta clandestina. Busca en las redes sociales quién tocará el día que vayas, pues el dj cambia cada semana. La noche que fuimos, la terraza estuvo a cargo de Don Esquivel Viiaan y Villaseñor con techno. Abajo, los beats no fueron muy variados; saltaban de un pop dosmilero común a un electropop bailable (nostálgico pero nada sorpresivo). Esto hizo que cayera la emoción de escuchar a Britney o Rihanna y de pronto algo que no venía al caso. En la terraza la música es un poco más tranquila y es ideal para fumar con la vista de los edificios de la Juárez.  Auguramos buen futuro para este nuevo antro de la Ciudad de México, pues se antoja como un espacio para desahogar un poco los concurridos antros de Zona Rosa y los bares del Centro, —por lo menos no mueres de calor en cuanto entras—. Además, no hay cover, hay p

Time Out dice
Gay y lésbico

Malva Club, el nuevo antro de música electrónica de Zona Rosa

icon-location-pin Zona Rosa

La calle de Amberes en Zona Rosa, icónica por su amplia oferta de vida nocturna para la comunidad LGBTTTI, recibe un nuevo antro de música electrónica. Malva es un concepto simple, buena música y ambiente hasta el amanecer.  La noche comienza poco más tarde que en los antros de la zona, a las 11pm apenas empieza a tomar forma. En la entrada te reciben drags —algunas ya conocidas dentro de la escena nocturna como Pixie Pixie, Kobra y Marte Rex, ex ganadoras de la Carrera Drag de la CDMX—. Aunque por fuera la puerta es angosta, es fácil dar con Malva gracias al letrero iluminado que te recibe y el sonido que emana de la terraza.  En el primer nivel te encuentras un espacio un poco conservador en apariencia y clásico de un antro oscuro. Hay sillones con mesas al centro tipo VIP, periqueras con bancos altos y una barra al fondo, con una decoración de grecas terciopelo y luces rojas. Aquí los beats son ejecutados por los djs residentes Danny Mart y Manuel Saavedra; predomina el electrohouse, circuit y algunas mezclas de electropop. Si eres fan de estos clásicos del ambiente gay este es tu lugar.  En la terraza el ambiente cambia. El lugar es más amplio e iluminado con neones rosas y luces verdes. A las orillas encuentras sillones cómodos para cuando te canses de bailar, vaya que fueron de gran ayuda. Aquí, la noche era de perreo intenso y para nada nos defraudó, escuchamos desde las rolas viejitas de Don Omar hasta lo más nuevo de Maluma y J Balvin, pero sin volverse tedioso al

Time Out dice
Advertising
Fotógrafo lgbt Memo Díaz
Foto: Cortesía Memo Díaz
Gay y lésbico

Memo Hojas y Memo Díaz, retratando comunidades sexodiversas

Una subasta en apoyo a La Mema (Gerardo Ortega), pionera del Movimiento de Liberación Homosexual en México, cruzó a estos dos Guillermos en su propia carrera drag, la cual los involucra creativa y amorosamente. Ambos, bajo la estética de lo teatral, el maquillaje y el disfraz, retratan a drags de la CDMX como Margaret y Ya y Debra Men. Esta pareja se reúne para idear vestuarios, utilería, escenografías y personajes de los que transformistas se apropian para ser retratadas; en ocasiones Suculenta, el nombre drag de Hojas y musa de Díaz, también es capturada. Se suman a la constelación de autores cuya preferencia ha sido el transformarse ante la cámara. “Si el mundo fuera más femenino sería más auténtico, sin tantos miedos”, afirma Díaz acerca del universo femenino en el que transitan personal y creativamente. Foto: Cortesía Memo Hojas “No tener miedo de mostrar lo que eres o haces” es una consigna que Memo Hojas aplica en su proyecto individual Morrxs, que desde hace tres años consta de una serie de retratos a una comunidad queer cercana a él. Para este, Hojas usa la fotografía como un medio para aceptar el cuerpo propio y el de otros, así como una vía para canalizar afectos por los que atraviesan personas con ansiedad o depresión. Foto: Cortesía Memo Díaz De esta manera, el dueto nos demuestra que nadie nace sino que se hace a partir de una serie de factores presentes en un contexto y de una serie de vivencias atravesadas por lo personal y lo colectivo. Ellos nos propone

Time Out Pride Awards 2019
Foto: Alejandra Carbajal
Gay y lésbico

Ganadores de los Time Out Pride Awards 2019: Los mejores lugares y proyectos LGBT+ de 2019

¡Tenemos ganadores! para nuestra primera edición de los Time Out Pride Awards 2019. El jueves 6 de junio, en el marco del Mes del Orgullo LGBTTTTI, realizamos en Galera la entrega de los reconocimientos a lo mejor de la comunidad LGBT+ del año en la CDMX —junio 2018-mayo 2019— en una noche de galardones conducida por Johnny Carmona y una fiesta con Sailorfag.  Foto: Alejandra Carbajal Nuestros lectores nos ayudaron a seleccionar las 6 primeras categorías en una votación abierta en la que 49,797 personas votaron al menos por una categoría. Y un jurado integrado por Genaro Lozano, Arturo Castelán, Aurélien Guilabert y Enrique Saavedra nos ayudó a elegir tres categorías. ¡Nos vemos en 2020! #TimeOutGay #TimeOutPride Recomendado: 41 actividades para celebrar el Mes del Orgullo LGBTTTI en la CDMX. Foto: Alejandra Carbajal

Advertising
La bruja de Texcoco nace entre rituales y tradiciones mexicanas, ama la transfeminidad
Foto: Roberto Trejo/Cortesía de La Bruja de Texcoco
Gay y lésbico

Proyectos de música LGBTTTI de la CDMX que debes conocer

Algunos artistas como Maria Daniela y su Sonido Lasser, Zammoa y Lorena Herrera se volvieron himnos de los antros gay en los últimos años, sus temáticas y el beat que nos hace bailar los han inmortalizado en nuestros corazones. Sin embargo, es momento de dar paso a la nueva generación de músicos con propuestas frescas y diferentes que mantienen la línea LGBTTTI y queer. Te presentamos cinco proyectos de música que tienen esto en común y cuya propuesta va de lo más tradicional a lo experimental. Recomendado: Fotógrafos LGBTTTI que debes conocer y seguir. 

marcha gay
Foto: Time Out México
Gay y lésbico

10 experiencias de sexo gay que debes hacer en la CDMX

Uno de los propósitos de Año Nuevo debería ser "no más hipocresías". Nos encanta el sexo, digan lo que digan. Guarda esta lista de experiencias de sexo LGBT, tienes un año para terminarla y considerarte un experto en sexo gay. Encontrarás desde prácticas de shibari hasta nuevos lugares de encuentro.  Recomendado: 15 lugares que todo turista LGBTTTI debe visitar en la CDMX. 

Advertising
Placa de los 41, jotitour
Foto: Alejandra Carbajal
Gay y lésbico

Sobre El baile de los 41 "maricones"

- Mi general, agarramos a 42 maricones en una fiesta bailando; la mitad vestidos de hombre y la otra de mujer. - ¿¡Y para qué me llama?! – replicó Porfirio Díaz - ¡Ya sabe qué hacer con ellos! ¡A prisión! - Pero es que… uno de ellos es su yerno, Nacho… Y tras una pausa Díaz ordenó: ¡Pues ya le dije! Meta a los 41 a la cárcel. - ¡Son 42 mi general! - 41 comandante… 41. Así inició la historia más famosa de la discriminación homosexual mexicana. Aunque el integrante 42 era una mujer que conseguía muchachos para subastarlos en la fiesta, en la sociedad porfiriana se corrió el rumor sobre el yerno de Díaz para denunciar sus “raras costumbres”. Lo cierto es que la madrugada del domingo 18 de noviembre de 1901, hubo una redada policial en la cerrada de La Paz (actualmente Ezequiel Montes), en la Tabacalera, cuando una mujer denunció el ruido de sus vecinos.No hubo periódico liberal o conservador que no se haya dado festín con la historia. El Popular pidió que el costo de la redada lo pagaran los travestis y “no daremos a nuestros lectores más detalles por ser en sumo asquerosos” (una lástima para quienes nos gustan los detalles). El de oposición El Hijo del Ahuizote lo tituló como “La aristocracia de Sodoma al servicio nacional” criticando al estado de permitir semejantes aberraciones…Los mejores chismes, se plasmaron en un panfletito de 1906 escrito por Eduardo Castrejón, cuya única copia se conserva en la Biblioteca Nacional, se titula “Los cuarenta y uno”. Según Castrejón,

Nuevos antros y bares LGBTTTI: Guilt y Discoteca
Foto: Alejandra Carbajal
Gay y lésbico

Nuevos bares y antros gay que debes visitar en la CDMX

Los bares gay no siempre fueron como los conocemos. A principios del siglo XX la comunidad asistía a fiestas privadas. Después de la famosa redada del Baile de los 41, todo se volvió más tenso. En los veinte, el salón de baile El Pirata, situado en el antiguo convento de San Jerónimo (que en ese entonces era propiedad de la familia Rivas Mercado), se convirtió en un lugar de encuentro discreto para la comunidad, pero fue hasta 1974 que abrió el primer antro gay en Zona Rosa: El Nueve, bar que el escritor Guillermo Osorno retoma en su libro Tengo que morir todas las noches (Debate, 2014). La vida nocturna está viva, por eso buscamos los antros y bares que no llevan más de un año de haber abierto sus puertas, de los que seguramente has escuchado hablar pero probablemente aún no conoces. También te contamos de dos antros gay que se remodelaron en el último año.  Recomendado: Los mejores eventos LGBTTTI en la Ciudad de México.

Advertising
Marcha del orgullo gay 2018
Foto: Loops Sandoval
Gay y lésbico

41 actividades para celebrar el Mes del Orgullo LGBTTTI

A 41 años de la primera manifestación homosexual en México, recordamos el famoso "baile de los 41", al que Carlos Monsiváis se refirió como el día que se “inventó la homosexualidad en México”. Y es que ese primer suceso mediático LGBTTTI en México marcó una lucha por los derechos humanos que la comunidad LGBT+ aún sigue peleando. Aquella madrugada de 1901, "maricones" y "sodomitas" fueron detenidos por participar en una fiesta vestidos de mujeres. Hoy, gracias a activistas y a una apertura cultural, podemos celebrar con eventos que invaden a la CDMX durante todo el Mes del Orgullo LGBTTTI.  Recomendado: Fotógrafos LGBTTTI que debes conocer y seguir y también revisa Las mejores fiestas para antes y después de la marcha.  

Entrevista con la drag Eva Blunt y la drag Amondi  Blunt
Foto: Alejandra Carbajal
Gay y lésbico

Eva Blunt y Amondi Blunt, en busca de nuevos horizontes drag

Los nombres de Eva Blunt y Amondi Blunt empezaron a resonar en el circuito de las fiestas LGBTTTI cuando su propuesta llegó a los reflectores del primer reality drag en México La Más Draga, en el que Eva Blunt fue finalista. Desde entonces y como pareja, han aportado al movimiento drag de la ciudad, mediante las fiestas de Travestía, un estilo que pretende romper con las fronteras del nicho gay para conquistar otras audiencias, como los heterosexuales, y así ayudar a romper prejuicios y fobias.   Foto: Alejandra Carbajal El reality RuPaul's Drag Race impone estándares muy altos para quienes desean ser drags...Eva: Gracias a RuPaul, el drag salió del underground para convertirse en un fenómeno mainstream en Estados Unidos. Incluso yo puedo decir que soy víctima del drag gringo, RPDR despertó en mí una curiosidad que me impulsó primero a pintarme las uñas y después hasta vestirme sin miedo. Pero en México lo drag ha empezado a tener su rumbo propio y súper fuerte, resultado de la combinación de la influencia estadounidense con la identidad mexicana que tiene sus propias cosechas musicales o de show. Si no hubieran visto el reality de RuPaul, ¿se hubieran atrevido a subirse a los tacones?Amondi: Tuve contacto con el arte de la transformación desde hace 10 años a través de unos amigos imitadores de artistas. Los veía sin saber qué era el drag o si existía, pero recuerdo que su estilo era más callejero.  Foto: Alejandra Carbajal ¿Hay una identidad drag mexicana?Eva: En el dra

Advertising