Museo Soumaya
Foto: iStock

Museos que abren en lunes

Inicia la semana con la oferta de museos de la CDMX. Todos estos museos abren los lunes

Editado por
Gil Camargo
y
Ángel Arroyo
Escrito por
Time Out México editores
Publicidad

Sí descansas el primer día de la semana, o tienes un chance para pasar pasar todo un día de forma cultural y no sabes cómo, te recomendamos estos recintos culturales que abren sus puertas los lunes. Hay una rica oferta, desde el icónico Museo Soumaya en Polanco, al hermoso Cárcamo de Dolores y el siempre disfrutable Museo Kaluz. También te recomendamos las galerías que abren en lunes. ¿Tu a cuántos de estos museos que abren los lunes quieres ir? 

Recomendación. 33 Museos gratis en la Ciudad de México

Museos abiertos los lunes en CDMX

  • Museos y centros culturales
  • Guerrero

Ubicado frente a la Alameda Central, el nuevo museo del Centro Histórico de la Ciudad de México, el Museo Kaluz, abrió sus puertas con una colección que define lo mexicano a través de paisajes y retratos, que te muestran la visión de los grandes artistas de México a lo largo del tiempo.

El Museo Kaluz llega como una interesante propuesta con obras poco conocidas de artistas mexicanos; se siente como un descanso de las propuestas visuales de museos clásicos de la ciudad como MUNAL o el Museo del Palacio de Bellas Artes.

Además, tiene una terraza preciosa donde podrás tomarte un te helado o un café si lo deseas,y desde dondes puedes ver la Alameda Central en compañía. Sin duda ir acompañado tiene encanto. Para acceder a ella el costo es de $20 extra. Por eso entra en este top. 

Museo Kaluz. Av. Hidalgo 85, Centro Histórico. Metro Hidalgo. Mie - Lun 10am - 6pm. $60. $20 a terraza.

  • 4 de 5 estrellas
  • Museos y centros culturales
  • Historia
  • Cuauhtémoc

Hacia 1779 dio inicio la construcción de un palacio, a cargo del arquitecto novohispano Francisco de Guerrero y Torres, principal exponente de la arquitectura dieciochesca. La obra concluyó en 1785, constituyéndose como la única residencia particular de cuatro pisos en la Nueva España del siglo XVIII. Al consumarse la Independencia de México, en 1821, Juan Nepomuceno de Moncada, descendiente de los propietarios originales, brindó el palacio al jefe del Ejército Trigarante, Agustín de Iturbide, para que lo habitara. 

Publicidad
  • 4 de 5 estrellas
  • Museos y centros culturales
  • Arte y diseño
  • Granada

Podría llevarse el premio al museo con la arquitectura más peculiar. La brillante y asimétrica fachada, formada por 16 mil hexágonos de aluminio, son sellos particulares del edificio diseñado por Fernando Romero. Sin embargo, deslumbra aún más entrar al recinto y toparte con El pensador, de Augusto Rodin, escultura que, junto con otras 6,200 obras, es parte de su colección permanente. El recorrido es toda una experiencia. Caminar por las curvilíneas rampas que dan acceso a las seis salas de exhibición se convierte en un viaje a través de la historia del arte.

  • 4 de 5 estrellas
  • Museos y centros culturales
  • Cuauhtémoc

Dime qué zapatos traes y te diré quién eres. Este museo fue creado por la zapatería más antigua de México, El Borceguí. Se considera el tercero en importancia en el mundo, de alrededor de nueve de su tipo que existen. La colección nos transporta por un viaje de la humanidad a través de dos mil piezas de calzado y 15 mil miniaturas alusivas, donde encontramos tesoros y piezas originales impresionantes, como un zapato con tacón del rey Luis XIV de Francia, lujosas zapatillas que pertenecieron a la reina Isabel II de Inglaterra, las botas lunares que usó Neil Armstrong en 1969 y el enorme tenis del basquetbolista Magic Johnson.

Publicidad
  • 4 de 5 estrellas
  • Arte
  • Cuauhtémoc
  • precio 2 de 4

Todos hemos sido testigos de los cambios que ha tenido el Centro Histórico de la ciudad desde hace un par de años. Desde las modificaciones urbanas hasta la apertura de espacios como galerías, restaurantes, tiendas y cafeterías, el primer cuadro del centro disfruta de un segundo aire nunca antes visto. En una de sus calles principales, en medio del caos, la gente y el ruido, se encuentra el Museo Mexicano de Diseño, una tienda, galería y cafetería dedicada desde hace casi diez años a promover el buen comer y las creaciones artísticas.

  • 4 de 5 estrellas
  • Museos y centros culturales
  • Historia
  • Cuauhtémoc

Como un oasis en medio del desierto, el Museo de la Cancillería es una escapada del ruido y movimiento del Centro Histórico. El inmueble del siglo XVII era antes el Oratorio de San Felipe Neri el Viejo. Inaugurado en diciembre de 2011, el museo nace con el propósito de dar a conocer a México y el mundo los acervos artísticos e históricos de la Secretaría de Relaciones Exteriores. 

Publicidad
  • 2 de 5 estrellas
  • Arte
  • Cuauhtémoc

Del siglo XVI al XVIII, la humanidad atravesó por uno de los capítulos más oscuros de la historia: la inquisición. Miles de hombres y mujeres fueron torturados con instrumentos desarrollados para castigar lo que, en aquel entonces, en la iglesia católica se consideraba herejía. En esta época, se realizaron cacerías de personas condenadas a muerte (no sin antes pasar por una dolorosa agonía).

  • 3 de 5 estrellas
  • Arte
  • Cuauhtémoc

Albergando ilustraciones relacionadas a la política mexicana que van desde los inicios del siglo pasado a la fecha, el olvidado Museo de la Caricatura guarda entre sus paredes un recuento de la historia política de México representada con dibujos. A 25 años de su creación, el museo no ha sido olvidado únicamente por los visitantes (no encontrarás dentro a más de cinco personas a la vez), sino también por sus propios curadores, en un espacio que luce viejo, empolvado y descuidado.

Publicidad
  • 3 de 5 estrellas
  • Arte
  • Peña Pobre

Al sur de la ciudad se encuentra la pequeña ciudad de Cuicuilco, un legado más de nuestro pasado prehispánico. Se cree que el lugar fue un centro cívico y religioso abandonado por la erupción del volcán Xitle en el año 200 a.C.A pesar de que la lava arrasó con el centro ceremonial, se han mantenido algunos vestigios que dan cuenta de quiénes pudieron habitar la región.

Casa Estudio Luis Barragán
  • 4 de 5 estrellas
  • Arte
  • Arquitectura
  • Miguel Hidalgo

Llegar es difícil en ese laberinto de calles entre Constituyentes y Parque Lira. Para colmo, su aspecto exterior es en realidad muy poco llamativo, gris inclusive. Sin embargo, seamos cautelosos: estamos ante una obra arquitectónica catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, en 2004. El asombro y la reverencia surgen al entrar en el recinto. El arquitecto Luis Barragán (1902-1988), el más profundo artífice del diseño inmobiliario en México durante el siglo XX, diseñó y terminó de construir, a su capricho, esta casa-estudio en 1948.

Publicidad
  • 3 de 5 estrellas
  • Museos y centros culturales
  • Historia
  • Zona Metropolitana

Hay que sacar cita antes. Resulta que el museo está dentro de la Cámara de Diputados, así que se ponen pesados en la puerta. Una vez dentro, se olvidan los corajes y se disfruta de un museo candoroso, bien montado, didáctico, como para llevar a los sobrinos y que aprendan de tocho morocho acerca de las leyes y los diputados. No es tan aburrido como suena, en serio. La entrada es por Sidar y Rovirosa.

  • 3 de 5 estrellas
  • Lugares de interés
  • Torres y miradores
  • Cuauhtémoc

Aquí estaba el zoológico de Moctezuma, luego fue convento y más tarde edificio de oficinas. Mucho podemos decir de este rascacielos y sus pilotes que lo hacen inmune a sismos, pero dejaremos que hable por sí mismo: basta subir a su mirador, pues el costo incluye la entrada a su museo, donde, además de la historia e imágenes de su edificación, existe un interesante registro de otros inmuebles emblemáticos de la zona –de Bellas Artes al Monumento a la Revolución– y un apartado sobre el sismo de 1985 (con todo y grabación de Jacobo Zabludovsky).

Publicidad
Papalote Museo del Niño
  • 4 de 5 estrellas
  • Arte
  • Miguel Hidalgo

Esta obra fue hecha en 1993 por Ricardo Legorreta. Es un trabajo de restauración, o más bien de reciclaje, que resulta muy relevante. En un principio la fundación del museo hizo un concurso cerrado a unos cinco arquitectos de renombre. El objetivo era hacer un Museo del Niño en el terreno ubicado en Chapultepec. Todos los arquitectos optaron por proponer una obra nueva, como si no hubiera existido nada antes en ese terreno; el único que recuperó o retomó la estructura existente de una antigua fábrica de vidrio fue Legorreta.

  • 3 de 5 estrellas
  • Arte
  • Morelos

Olvidado en la Morelos, el Museo Indígena se instaló en 2012 en la Aduana del Pulque. La planta baja de este edificio del siglo XVIII alberga exposiciones temporales, aunque desde que abrió el museo se presenta Un siglo de fotografía indígena, en la que se reúnen fotos de varios artistas como Mariana Yampolsky y Manuel Álvarez Bravo.

Publicidad
  • 4 de 5 estrellas
  • Museos y centros culturales
  • Juárez 

Un museo que quisieras comerte. Esta casa de 1909 en la Juárez es punto de encuentro para amantes del chocolate, historiadores, artistas, chefs, productores y consumidores del cacao y su famoso derivado. La arquitecta Ana Rita García Lascurain creó un espacio dedicado a la investigación y difusión de conocimiento en torno a uno de los ingredientes más celebrados de la humanidad, que tiene su origen en México. Con una estupenda museografía, aquí conocerás parte de la historia, la producción, las propiedades y efectos del cacao y el chocolate, no sólo con el sentido de la vista, sino también con el olfato, pues hay un cuarto con las paredes recubiertas de chocolate donde el delicioso aroma te invade.

  • 2 de 5 estrellas
  • Arte
  • Juárez 

En la revista Ripley, ¡aunque usted no lo crea! se mostraban acontecimientos, hechos y personas que hacían cosas increíbles. En los ochenta se convirtió en un programa de televisión (que todo mundo veía los domingos), con videos un poco desagradables y, hasta cierto punto, escalofriantes. Ya que su creador Robert Ripley buscaba hechos extraordinarios por todo el mundo, la actual franquicia abrió museos en diferentes países para alimentar el morbo de las personas. México es el único país latinoamericano que cuenta con tres recintos: Ciudad de México, Guadalajara y Veracruz.

Publicidad
  • 3 de 5 estrellas
  • Museos y centros culturales
  • Doctores

Es un espacio que hace oda a la añoranza. Aquí vienes a recordar, a abrir una puerta a la infancia o, si lo prefieres, a ver a la sociedad mexicana a través de sus juguetes antiguos; de las figuras de superhéroes o personajes como Cantinflas y El Santo, a las casas de muñecas, trenes, carritos y robots. No esperes fichas museográficas, la idea es que cada visitante tenga la experiencia de descubrir piezas que marcaron su infancia y comparta su experiencia con sus acompañantes. Todo se exhibe de manera poco convencional, en originales vitrinas fabricadas con material reciclado que nos remiten con nostalgia a otros tiempos.

  • 3 de 5 estrellas
  • Museos y centros culturales
  • Cine y TV
  • Juárez 

Si algo hay que reconocer a quienes hacen posible la actualización del Museo de Cera de la Ciudad de México, es que los personajes —con excepción de la sección infantil, que parece más bien dirigida a las generaciones X y Y— corresponden al contexto histórico actual. A María Rojo le pusieron ropa y Lady Di ya no figura; sin embargo, se agradece que se cuente con la representación de Andrés Manuel López Obrador y Steve Jobs, entre otros que han estado en la boca de la población durante los últimos años, aunque Plácido Domingo siga cantando Granada.

Publicidad
Museo del Estanquillo
  • 4 de 5 estrellas
  • Museos y centros culturales
  • Historia
  • Cuauhtémoc

Carlos Monsiváis fue quizá el amigo que todos hubiéramos querido tener y con el cual compartir, aunque sea una vez, esas famosas tardes de películas y charlas entre libros y gatos que relatan sus más cercanos amigos y contemporáneos. Actualmente, tenemos la oportunidad de sentirnos comensales del escritor gracias al Museo del Estanquillo, que se ha convertido en la extensión del cronista contemporáneo de la ciudad de México. En las tres salas que conforman el Estanquillo —nombre de las tienditas en las que se podían encontrar todo tipo de objetos— se exponen fotografías, maquetas, pinturas, esculturas, carteles, textos, cartas, miniaturas, grabados, cómics, boletos y afiches de la colección conformada por más de 20 mil piezas.

  • 3 de 5 estrellas
  • Museos y centros culturales
  • Cuauhtémoc

Este histórico recinto ubicado en el Palacio de la Escuela de Medicina fue sede del Santo Oficio de la Inquisición y posteriormente la escuela de medicina durante más de cien años, hasta 1954. Alberga una impresionante colección de objetos, instrumental y diversos materiales relacionados con la historia de la medicina, desde la tradición prehispánica y la herbolaria hasta proezas médicas actuales.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad