¡Ojo! Trabajamos arduamente para ser precisos, pero estamos en tiempos inusuales. Por favor, siempre verifica antes de salir.

Las mejores dark kitchens del 2020
Foto: Cortesía Sigmund Fried

Las mejores dark kitchens de 2020

El año 2020 nos obligó a cambiar, y parte de ese cambio fueron las dark kitchens. Aquí te contamos cuáles son nuestras favoritas.

Por Andrea Vázquez
Advertising

Ya sabemos que las dark kitchens tienen sus detractores, quienes dicen que los sistemas de delivery han existido desde hace muchos, muchos años. Y eso es verdad; los esquemas de comida a domicilio ya están más que consolidados desde hace algunos ayeres. Pero aquí les va —a nuestros ojos— la diferencia. 

Una dark kitchen es un modelo de negocio que apuesta por la comida a domicilio: se monta una cocina y, desde ahí, se reparte. Algunas dark kitchens tienen pick up, otras solamente el esquema de envío a domcilio. La diferencia con un restaurante o incluso un grab and go es que no hay comedor ni se puede atender al cliente en un mostrador; el pedido tiene que hacerse con anticipación, porque el único espacio habilitado es una cocina. 

Este modelo de negocio reduce considerablemente la inversión que debe de hacerse para iniciar un restaurante y, por supuesto, también reduce los costos de operación. Y para todos aquellos que buscan emprender, pero que no tienen el capital para hacerlo, las dark kitchens se volvieron una opción que se antojaba posible. Muchos de estos proyectos ni siquiera tienen una cocina profesional, ¡cocinan desde su casa! 

Entonces, a la situación económica ya desfavorable para los emprendimientos, se sumó la pandemia y las necesarias restricciones que esto implicó, como el cierre de los restaurantes: caldo de cultivo perfecto para las dark kitchens. 

Ahora, ¿cuál es la diferencia con los ya conocidos y probados sistemas de delivery? Que aquellos son grandes cadenas: pizzerías, hamburguesas, lugares de sushi. Todos ellos cuentan con instalaciones, equipo y personal para preparar grandes cantidades de alimentos. En cambio, las dark kitchens también pueden ser negocios de familias, amigos y restaurantes que si bien ya establecidos, son todavía pequeños. O, ¿por qué no?, grupos restauranteros, pero de los pequeños.

Puedes encontrarte de todo: una dark kitchen en la que el dueño es quien cocina, quien lleva las redes sociales y quien entrega, o un esquema a mayor escala que tiene repartidores y toda la cosa. Pero todas ellas parten de la necesidad de resolver con los instrumentos que se tienen. Y ojo acá: muchas de ellas (como las que enlistamos aquí) se preocupan por preferir insumos locales, de pequeños productores y de gran calidad. Por eso tampoco podemos esperar que una dark kitchen nos garantice el envío en menos de 30 minutos. 

Claro, hay algunos grupos restauranteros grandes que se han subido al tren. Pero, a fin de cuentas, lo que hace una dark kitchen es brindarle una oportunidad a los emprendimientos pequeños y medianos. 

Así que pásale, y ve haciendo hambre para que pidas lo que se te antoje mientras lees esta lista. 

Te recomendamos: Postres a domicilio en la CDMX  

Las mejores dark kitchens de 2020

ramen de cerdo
Foto: Alejandra Carbajal

Gori Gori Ramen, una dark kitchen de ramen en la CDMX

Restaurantes

Por si no te has dado una vuelta en nuestras recomendaciones de ramen a domicilio en la CDMX, te contamos más sobre uno de estos servicios. Lo que empezó como un posteo en redes ofreciendo ramen a los amigos, evolucionó a un negocio que ha repartido más de cinco mil ramens y concretó un equipo de 12 personas en cuatro meses. Gori Gori Ramen es de las ghost kitchens veteranas de este año, proyecto creado por Sergio Su y Enrique Pacheco: “los restaurantes son espacios para restaurar, las dark kitchens son fábricas de comida, pero el diferenciador viene en qué tan bien conoces a tu consumidor, qué experiencias quiere y cómo harás que las viva”, comenta Sergio.

Foto: Alejandra Carbajal

Este ramen llega en empaque biodegradable de 900 ml, lo puedes pedir con cerdo, pollo, vegetales, camarón o vegano, y en adicionales tienen un flat cake de matcha (colaboración con una pastelería vecina), gori cookies (su estilo de galleta de la fortuna) y huevo nitamago. Además tienen diferentes paquetes para pedirlo con refresco o cerveza artesanal Madrina.

Recomendado: Los mejores lugares para tomar cerveza artesanal en la CDMX.

Foto: Alejandra Carbajal

Conforme los pedidos y el equipo crecía, se acercaron repartidores independientes para resolver las entregas, y a estos “repartidores freelance” cobran de 0-6 km $30, de 6-12 km $60 y así sucesivamente; anteriormente “creíamos que las apps solucionarían la repartición e incrementarían el flujo comercial, pero Didi es solamente 1% de pedidos, Rappi tiene al menos dos pedidos al día y en UberEats ni se ha activado la tienda”, cuenta Sergio. Y aunque los fundadores no tenían pronosticado un éxito de este calibre, están seguros de algo: la importancia del enfoque al buen servicio y el detalle al producto.

Recomendado: Dónde comer cheesecake japonés en la CDMX.

Foto: Alejandra Carbajal

Entregas lun-dom 2-7pm. WP: 55 1494 4667. Precios especiales por cuarentena $99-$129 + porciones extras. IG: @gorigoriramen.

comida tailandesa servida
Foto: Cortesía Pin-Thó Thai to Go

PIN-TÓ Thai to Go: el proyecto de la chef de Galanga Thai Kitchen

Restaurantes

Los restaurantes de comida thai nos llevan a tierras lejanas con tan solo probar un bocado de los platillos que tienen en la carta: un clásico pad thai, curry y arroz, por mencionar algunos. Si por el momento no quieres salir de casa y prefieres acudir al servicio a domicilio, tenemos buenas noticias: PIN-TÓ Thai to Go es un nuevo proyecto de delivery exclusivo de comida tailandesa.

A través de un comunicado, se anunció la creación de este producto establecido por la chef Somsri Raksamran (Galanga Thai House y Kiin Thai-Viet Eatery), cuyo objetivo es mostrar un carácter creativo y positivo sobre cómo impulsar la cultura de la comida tailandesa en la CDMX durante tiempos complejos como estos.

Pintó es una palabra tailandesa para nombrar al contenedor de alimentos —como unos tuppers pero más pro y fáciles de llevar—. La propuesta de este Thai to Go es una selección de comida callejera tailandesa con productos orgánicos: de entradas hay rollos primavera rellenos con hongos shiitake y brochetas de pollo marinadas en curry; en arroces al wok y noodles encontrarás pad thai, pad kee mao (fideos planos de arroz) y una opción muy socorrida en Tailandia, el guay tiew tom yum de camarones y pork belly.

Hay curry verde y rojo para elegir, así como el famoso sticky-rice-mango o el banana roti para comer de postre. Los sólidos se acompañarán muy bien de té helado, sodas de lichi o lemnongrass, y cuentan con una selección de cervezas de Tailandia.

¿Se te hizo agua la boca de solo imaginar el sabor condimentado y la textura de estos platillos? PIN-TÓ Thai to Go estará disponible a partir del sábado 25 de julio, listo para dar servicio en horarios designados. Búscalos en redes sociales para que no te pierdas futuras promociones y más detalles del menú, y puedes hacer pedidos por teléfono. ¡Provecho!

IG: @pintothaimx. 55 6550 4492. Mar-sáb 1-9pm.

Advertising
Sándwich de pastrami, Bread Boss
Cortesía Bread Boss

Bread Boss, el paraíso de los sándwiches a domicilio

Restaurantes

En Bread Boss, una de las nuevas ghost kitchens (o dark kitchens) de la Ciudad de México, aman el pan. Y además de amarlo, lo hacen muy bien. Este proyecto especializado en sándwiches te llevará hasta tu casa todo el amor entre dos rebanadas.

Todas las mañanas se hornean las hogazas de pan inglés para los sándwiches y pan brioche para el french toast. El resultado son ejemplares frescos, suaves y llenos de sabor a mantequilla y levadura. Los sándwiches vienen con rebanadas súper gruesas, capaces de sostener al mundo que llevan dentro.

Nosotros probamos el sándwich de pastrami que va servido con queso suizo, mostaza antigua y pepinillos, todos los ingredientes tienen el sabor de producción artesanal. También probamos el chicken sandwich: pollo frito estilo Louisiana (corte grueso, jugoso por dentro, crocante por fuera, y cubierto con una generosa capa de pan molido), pepinillos y la salsa de la casa.

Hay que mencionar que el esfuerzo por llevar a nuestras casas productos frescos y de primera calidad es notable. Los insumos son buenos y comprados a productores locales, y los precios de venta son justos. Las porciones son adecuadas, pero si eres de muy buen diente, acompaña tu sándwich con unas papas —ya entrados en gastos, se vale elegir unas pizza fries o guaca fries.

Bread Boss Rappi y breadbos.mx Mar-sáb 10:30-9pm, dom 10:30-6pm. Costo promedio por persona $200

Recomendado: Cocoberry Bakery, una dark kitchen de repostería en la CDMX.

Galleta de chispas de chocolate, Cherries on top
Foto: Cortesía Cherries on Top

Cherries on Top by Mercy

Restaurantes

Por supuesto, te encantan las galletas con chispas de chocolate (y si no, seguro eres un zombie). A Mercy Rivas San Román, socia fundadora de Cherries on Top, sí le encantan, y por eso tiene 10 variedades distintas de galletas con chispas: desde Reeses, conejito de chocolate, Oreo y M&M’s hasta las clásicas como chocolate oscuro, chocolate con leche o chocolate blanco.

Además, cada mes hace dos galletas especiales de temporada. Por ejemplo, para octubre hicieron una especial para Halloween y otra conmemorando el Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama, la Pink cookie. En este último caso, 100% de las ganancias se donarán a la fundación Cima, que busca concientizar sobre la importancia de la prevención y la detección temprana de dicha enfermedad.

Puedes pedir las golosísimas galletas de Cherries on Top a través del sitio Canasta Rosa y, si vives cerca de Interlomas, por Rappi. No te pierdas los especiales del mes, seguramente las mezclas, siempre creativas y fuera de lo común, te sorprenderán.

Cherries on Top by Mercy Canasta Rosa $45 (Pink cookie) $235 (caja con seis galletas clásicas) y $270 (caja con seis galletas premium).

Advertising
hamburguesas sliders con pollo
Foto: Cortesía Sigmund Fried

Sigmund Fried: la dark kitchen con sliders de pollo frito en la CDMX

Restaurantes

Para aquellos días donde no tienes ganas de cocinar y buscas algo que solvente el sentido monchoso pero sin sacrificar la calidad del producto, llegó un servicio de delivery que cumplirá con el antojo en turno: Sigmund Fried.

Recomendado: El mejor pan francés en la CDMX.

Este proyecto nace en medio de la pandemia, un concepto de comida rápida hecha de buena manera por Alan, quien era sous chef en Emilia (Grupo Kobayashi), y Toño, sommelier y barista. Sigmund Fried es una dark kitchen con centro de producción en la Narvarte donde los ingredientes se preparan artesanalmente y los resultados prometen una comida cumplidora.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Sigmund Fried (@sigmundfried.mx) el

Ambos amigos tienen conocimiento en fine dinning, pero con Sigmund Fried diseñaron un breve menú estilo fast food con mayor distinción, donde la pieza principal es el sándwich de pollo frito. Este producto es de tamaño pequeño pero con dos o tres ya la armaste, bocados de buen tamaño trabajados con una receta única que te harán salivar.

Recomendado: Chilaquiles a domicilio en la CDMX.

El pollo trae un empanizado hecho a base de especias y el pan es de papa, elaborado por Carlos Tellez, de Lucio, con su proyecto de panadería llamado Pandemonio. En casa preparan los pepinillos, mayonesa y salsas —son tres para elegir: BBQ de jitomates tatemados y kombucha; habanero lacto fermentada; y picante a base de chiles de árbol.

Si quieres un acompañamiento ideal, además de papas fritas delgaditas, tienen coliflores y cebollitas estilo tempura, y puedes pedir cerveza Colimita.

No pierdas de vista esta dark kitchen cuyos pedidos se hacen por WhatsApp o mandándoles mensaje directo en Instagram.

IG: @sigmundfried.mx

Hamburguesa de res, Eat Waldo's
Cortesía Eat Waldo's

Eat Waldo's

Restaurantes Polanco

La comida a domicilio implica un riesgo y hay productos que simplemente no están hechos para ese fin. Si como clientes recibimos un producto a temperatura adecuada y con todos los componentes íntegros, estamos recibiendo el fruto de un gran, pero gran esfuerzo. En ese sentido, Eat Waldo’s merece una ovación de pie: su slogan, made for delivery, es la absoluta verdad.

Eat Waldo’s es la ghost kitchen especializada en hamburguesas tradicionales y sencillas. El trabajo se nota desde el pan, que es un brioche que se hornea ahí mismo todos los días. Además cada uno de los productos que usan son orgánicos y mexicanos, y esto hace toda la diferencia. Nosotros probamos una hamburguesa de res, que viene con lechuga y jitomate, ¡todavía crujientes!

La carne es de un rancho orgánico sonorense; todo el proceso para producirla es extremadamente cuidadoso. También nos echamos la hamburguesa de pescado, una verdadera joya: la generosa porción de filete de pescado empanizado y súper fresco viene acompañada de salsa tártara y queso.

Los acompañamientos también están a la altura. Los cheesesticks son sobresalientes porque no están hechos con el tradicional y ya aburrido mozzarella; son la receta de la casa: empanizado crujiente y queso calientito y derretido. De postre pedimos la malteada de oreo, que va servida con dos galletas que se van deshaciendo conforme te tomas tu malteada. Delicia.

Si comes mucho, pero mucho, a lo mejor no tienes con una hamburguesa. Pero, para los de hambre promedio, el tamaño es perfecto; incluso alcanza para echarte unas papas o unos cheesesticks con tu burguer y una malteada de postre.

Puedes pedir tu hamburguesa aquí y recibirla en tu domicilio o elegir el horario para pasar a recogerla.

Recomendado: Mini Marsella, abarrotes y hamburguesas en la Juárez

Advertising
torta de suadero
Foto: Atocha Ortiz

La Logia del Munchies, una dark kitchen con mucho suadero en la CDMX

Restaurantes

La parte de munchies refiere exclusivamente al antojo, de aquellos arrebatos monchosos para satisfacer al cuerpo y alma. La Logia del Munchies es un proyecto que se pensó hace dos años, con todo y la imagen, pero no lograba definirse; a raíz de la pandemia, Atocha Ortiz (fotógrafa) y Cristobal Medina (tatuador e ilustrador) se animaron para entrar a la cocina para crear un servicio de vitamina T.

Recomendado: Tortas y sándwiches a domicilio en la CDMX.

Atocha cuenta que es un tiraje mexicano pero sin dirigirse totalmente hacia lo callejero, “esta comida es para compartir mi sazón casero, y quisiéramos meter más cosas pero a veces ser solo dos personas nos limita”. Ofrecen tacos (campechano, de suadero, suadero vegano y milanesa con rajas), tortas (de suadero, campechana) y chilaquiles, además tienen colaboraciones con otros proyectos, como la galleta de postre hecha por Borona Lonchería, y próximamente anunciarán más.

Llevan este nombre porque les gusta la onda de los masones (significa una estructura de fraternidad), pues con La Logia del Munchies quieren crear un club de comida para personas que aman comer; con ello, cuenta la fundadora, que han expandido las entregas hacia gente fuera de su círculo de amigos y han tenido una grata respuesta.

Recomendado: Pide cerveza a domicilio en la CDMX: cervecerías independientes y chela artesanal.

“[Las dark kitchens] son una buena oportunidad para todos, pero debes ver el plus que tendrá tu marca, restaurante o producto, pues así te establecerás bien y el proyecto tendrá mejor futuro”, señala Atocha. Los creadores de La Logia quieren llevar a tu casa lo que mejor saben hacer: poner en la mesa comida sabrosa y preparada desde los conocimientos culinarios de familia sin perder la calidad que merece cualquier servicio a domicilio.

Las entregas en Roma-Condesa son con envío gratuito y puedes mandarles mensaje para revisar los puntos de entrega o dónde recoger tu comida.

Pedidos lun-jue, entregas vie-dom 11am-8pm. WP: 55 7502 7577. $25-$80. IG: @lalogiadelmunchies.

chilaquiles de pibil
Foto: Alejandra Carbajal

La Cura, chilaquiles a domicilio en la CDMX que te curan el alma

Restaurantes

“Me sorprende la cantidad de gente que sigue amaneciendo cruda, pero precisamente buscan sus chilaquiles para curarse y eso es lo que les damos: sentimiento de bienestar y renacimiento”: para Abigail Bonilla los chilaquiles son tanto un recuerdo de los mejores momentos en la mesa que ha tenido con su familia como un platillo reconfortante; esta productora de profesión junto con su familia emprendió el negocio de La Cura, chilaquiles a domicilio en la CDMX.

Foto: Alejandra Carbajal

Abigail los acoge como una dosis, porque se personalizan: para armarlos a tu gusto tienen tres tipos de tortilla (amarilla, azul, coliflor), cinco salsas (verde, roja, morita, pasilla y frijol con chipotle) y ocho proteínas (desde chorizo vegano y setas hasta cochinita pibil, cecina y chuleta). Además ofrecen postres del recetario de su papá, una mezcla de crema batida con cajeta, leche condensada, el toque secreto y fruta de temporada. La filosofía de La Cura es ser "chilaquiles incluyentes", porque son el platillo reconfortante que su fundadora quiere compartir con todos, sin excepción de las dietas o las restricciones alimenticias, "los chilaquiles son ese platillo incluyente que puede unir a personas distintas, es lo que quiero lograr con mi menú", añade.

Foto: Alejandra Carbajal

Este proyecto de culto al chilaquil ya existía en mente, pero al llegar la pandemia encontró el tiempo suficiente para dar luz a La Cura. “Nunca es fácil emprender, pero volteé hacia una de mis pasiones [la comida] y me hace muy feliz abrazar a la gente a distancia en estos momentos que no sabemos nada, donde solo te aseguramos que tendrás chilaquiles sabrosos bajo todas las medidas de seguridad”, comenta.

Foto: Alejandra Carbajal

Entre las combinaciones ganadoras están los chilaquiles de maíz azul con cecina y salsa de frijol con chipotle, que da sensaciones adobaditas deliciosas y un picor especial; también los chilaquiles de tortilla amarilla con cochinita pibil (ridículamente buena) y salsa verde que demuestra las habilidades salseras del equipo. El chiste es experimentar con todos los sabores, ¡así que harás más de un pedido!

Foto: Alejandra Carbajal

El centro de producción chilaquilero está al sur de la Ciudad de México, pero puedes preguntar por los puntos de entrega para que no te quedes sin tu dosis del fin de semana.

Pedidos lun-jue, entregas vie-dom 8am-4pm. WP: 55 5467 1654. Solos $70, c/proteína $120, keto $150. IG: @lacurachilaquil.

Advertising
Alitas de pollo de Brasa Fina, ghost kitchen
Cortesía Brasa Fina

Brasa Fina, la dark kitchen que te lleva desde bowl de atún hasta pulled pork sandwich

Restaurantes

Brasa Fina es la nueva ghost kitchen que ofrece lo mejor de los dos mundos: desde platos ligeros con base de verduras, bowls con atún o salmón y pescados a la plancha, hasta golosos sándwiches, costillitas y alitas. Así son las dos propuestas culinarias, tasty y healthy.

Como ya extrañábamos los esquites, pedimos los que aparecen en el menú de Brasa Fina: ya vienen montados con su mayonesa, queso fresco, salsa de chile morita (al estilo de la salsa macha) y brotes de cilantro. La proporción de todos los componentes es la justa; no hay que ponerles nada más. La salsa, picosita, le da un gusto tostado y complejo al resultado final; los brotes le dan frescura y una textura crujiente al plato.

Luego nos echamos el pulled pork sándwich. Se trata de carne de cerdo braseada por 12 horas y bañado en salsa BBQ; va acompañada con hojas de kale (bye, lechuga aburrida y lacia), una ensalada de col y aderezo ranch. El pulled pork estaba como lo dicta su deber ser: suave, que casi se deshace. Las hojas de kale sí que aportan textura y sabor. Además es una porción bastante bien servida pero, de todos modos, te mandan como acompañamiento papas o ensalada. Nosotros, por supuesto, pedimos papas a la francesa.

Por su fuera poco, puedes acompañar tu menú con una chela de Cervecería de Colima. Pider tus platillos tanto healthy como tasty (aunque lo healthy también es súper tasty… pero esa relación no es inversamente proporcional) por WhatsApp.  

Brasa Fina 556503 6902. Costo promedio por persona $500

Recomendado: Dark Kitchens en la Ciudad de México.

pastel de cheesecake de cocoberry bakery
Foto: Alejandra Carbajal

Cocoberry Bakery, una dark kitchen de repostería en la CDMX

Restaurantes

Imagina que es un día nublado, la jornada laboral terminó y tu playlist solamente pasa canciones melancólicas. ¿Necesitas algo para subir el ánimo? Los postres de Cocoberry Bakery tienen esta magia. Esta tienda de repostería online es creación de Fernanda Hernández, quien estudió gastronomía y hace pocos meses decidió emprender este dulce proyecto.

Foto: Alejandra Carbajal

“Es difícil darle un nombre e identidad a tu proyecto , ¡pues tienes mil ideas! Pero debes enfocarte en qué funcionará, qué le gusta a tu público y qué cosas de las que estás comunicando sirven para el negocio, el resto se encamina solito”, afirma Fer sobre su paso como emprendedora.

Recomendado: El mejor pan francés en la CDMX.

Foto: Alejandra Carbajal

En Cocoberry todo se elabora de manera artesanal y tienen todo tipo de piezas. En los elementos para el café encuentras scones (los más socorridos) rellenos de frutos rojos con crema de limón, panqué de limón, plátano, elote o chocolate y una gran selección de muffins de blueberry, plátano o zanahoria; para amantes de las galletas tiene sabores como s’mores, nutella, mantequilla de maní y jalea. La selección de pasteles antojará a más de uno, son pasteles  completos para 10 personas y hay sabores cheesecake, chocolate blanco con frambuesa, caramelo o chocolate.

Recomendado: Café a domicilio en la CDMX.

Foto: Alejandra Carbajal

Para Fernanda el método de venta de una ghost kitchen es una oportunidad para todos aquellos que alguna vez quisieron emprender y no tenían los recursos para poner un espacio, “lo más importante es ofrecer al cliente un producto de calidad a la puerta de su casa”, concluye.

Pedidos lun-jue, entregas vie-sáb 9am-6pm. WP: 55 3076 8246. Pasteles $400. IG: @cocoberrymx.

Foto: Alejandra Carbajal

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising