La mejor guía de la Ciudad de México

Restaurantes, cafés, antros, bares, museos, exposiciones, cines, festivales, conciertos y más en la CDMX

Qué hacer

El lado musical de la Roma-Condesa

Las tachan de hipsters y sobrevaloradas, pero lo cierto es que la Roma y la Condesa, además de tener un boom de restaurantes, artístico y de antros y bares, también tienen la fama de atrapar músicos en sus calles. No es coincidencia que los lugares más importantes para la escena independiente, como el Multiforo Cultural Alicia, El Imperial o el Pata Negra estén en estas colonias. La vida musical de la ciudad es muy activa aquí, para ejemplo el Festival Marvin que invade diversos foros de la zona. Este proyecto capitalizó el circuito “Rockma” y Condesa de la mejor manera. Inspirado en festivales como Austin City Limits o SXSW, no se limitó a un sólo lugar para presentar bandas nuevas. Caminamos del Parque México a la Plaza Río de Janeiro con algunos de los proyectos musicales que fueron conquistados por la propuesta de estas colonias.

Leer más

Qué hacer en la Ciudad de México

Próximos eventos en la CDMX

Música

OV7 y Kabah

Todos lo sabemos, pocos lo admiten, pero solo unos cuantos se atreven a decirlo en voz alta: Kabah y OV7 son una institución del pop mexicano. ¿Por qué? Fácil. Todo aquel que sobrevivió la década de los noventa conoce, por lo menos, una canción de este par de agrupaciones. Además, sabemos perfectamente quién es Kalimba y hasta sufrimos poquito cuando abandonó OV7 para seguir su sueño solista. Estos veteranos de la pop nacional compartirán uno de los escenarios más importantes de América Latina para revivir viejos recuerdos, corear himnos de oso y disfrutar nuestros placeres musicales más culposos.

Leer más
Danza

CLASH

Obra de danza inspirada en el aclamado documental autobiográfico Tarnation (2003) en el que su realizador, el cineasta estadounidense Jonathan Caouette, utiliza videograbaciones reales que recolectó desde su infancia para contar cómo es crecer en una familia disfuncional, así como la relación con su madre, una mujer con una enfermedad mental. En esta pieza de danza de corte poético, Ana Paula Oropeza representa mediante el movimiento a una mujer en maternidad, después en crisis y finalmente en un delirio que la lleva al suicidio. Por otra parte un niño bailarín de 11 años, Leonardo González, interpreta al protagonista de Tarnation Jonathan. En la obra de cinco escenas y bajo la dirección de Raúl Tamez se muestran videos con escenas reales del documental.

Leer más
Música

Rodrigo y Gabriela

Los dos jóvenes originarios de la Ciudad de México han conquistado casi toda Europa con sus guitarras acústicas y la esencia metalera que los caracteriza. Establecidos en Dublín, Irlanda cuentan con ocho producciones discográficas en las que además de rock y metal, se encuentran influencias de ritmos latinos y flamenco.  El talento de Gabriela Quintero y Rodrigo Sánchez está de regreso en la tierra que los vio nacer. Antes de asisitir a su concierto, checa nuestras 5 razones para sentirnos orgullosos de Rodrigo y Gabriela.

Leer más
Música

Peter Murphy

El rey vampiro, Peter Murphy, regresa a la Ciudad de México para presentarse en el Teatro Metropólitan como parte de su gira Stripped. Para este show se espera que Murphy recorra buena parte de su trayectoria en acústico, formato idóneo para el recinto en el que tendrá lugar el concierto. El también vocalista de Bauhaus se distingue por su prolífica carrera dentro de esta banda, aunque en solitario ha hecho una carrera fructífera. Cuenta con más de diez álbumes de estudio, el último Lion editado en 2014.

Leer más
Ver más eventos próximos en la CDMX

Nuevos restaurantes reseñados en la Ciudad de México

Restaurantes

Garum

Por fin abrió este restaurante de Vicente Torres (Oli en Mercado Roma) de comida mediterránea, bautizado con el nombre de la legendaria salsa romana de pescado fermentado. Tomemos un atajo a la conclusión de nuestra visita y digamos que es un lugar imperdible, porque cumple con el lujo y el cuidado por el detalle en cada plato que pruebas, algo que sus instalaciones también prometen. De Oca, primer restaurante en México de este chef nacido en Valencia, se rescató el emblemático foie gras con vino dulce, brotes y flores. El resto del menú es nuevo y parte de un equilibrio entre productos locales e influencias mediterráneas; y entre dos tipos de platos, unos con sabores infalibles, fáciles de reconocer, y otros más audaces, que recuerdan las exploraciones de Oca, pero muestran una plena madurez culinaria. Un par de ejemplos de la primera vertiente, ambos con aires cantineros: la carne tártara con gel de yema y helado de mostaza —que por su aderezo y la teja de cebolla caramelizada con la que se sirve podría despeñarse en la dulzura, pero es rescatado por la mostaza fría y picante— y la almeja chocolata con cerveza, granizado de sangrita y aire de sal, que es la translación de una michelada a una excelente entrada fría. De la segunda variedad seleccionamos los fabulosos hongos en escabeche de carne con yema y papas, que llegan a la mesa con su discreta monocromía en café y beige y al primer bocado te sorrajan un trancazo de sabores profundos y carnosos, suavizado por la yema

Time Out dice
  • 5 de 5 estrellas
Los usuarios dicen
  • 4 de 5 estrellas
Leer más
Restaurantes

Grab n' Munch

Si está entre dos panes, es un sándwich. Nos gusta cuando la frescura de una propuesta se logra transmitir a través del local y, por supuesto, con los alimentos. Este lugar lleva la idea “comer relajado” en todo su concepto pues te sientas en una barra acojinada junto a la pared, si quieres, o en una silla, con mesas de madera y paredes blancas pero con detalles coloridos aquí y allá. Como las figuras que pusieron en una ranura en la parte superior de la pared con un chile poblano verde, un cerdito rojo y una gallina amarilla. El piso de cemento es lo que termina de refrescar la visita y las plantas que se ven al fondo también le dan distinción. La comida es otro boleto en este deli. El concepto revoluciona a partir de los sándwiches –numerosos– y de ahí que sea muy difícil tomar una decisión. Lo bueno es que ya fuimos y te queremos echar la mano con ello. Hay desayunos como el espectacular waffle de puré de papa; le ponen pavo, tocino, queso brie y tocino (sí, lo sé). Lo fresco del pavo y el queso, lo crujiente del waffle y lo ahumado del tocino, harán que la ruptura del ayuno te inicie cualquier día con el pie derecho. Prueba también los huevos rancheros, bañados en una espesa y humeante salsa roja, también el de papa rosti, compuesto por dos huevos fritos, relish de jitomate y papitas ralladas. Si aún no te convenzo, aviéntate por el de aguacate, es un bagel con jitomate deshidratado y huevo pochado. Para los sándwiches, es más fácil buscar entre los ingredientes en su

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Leer más
Restaurantes

Moby Dick Fish Club

Moby Dick ha sabido llevar un servicio muy vasto en cuanto a comida, entretenimiento e instalaciones. El antojo por mariscos se puede saciar en desayuno, comida o cena, mientras que las noches del fin de semana se antojan para aprovechar la sección de coctelería o del beer bar. Los fish bowls que se sirven en peceras no incluyen al pescadito nadando, pero sí cocteles frescos para comenzar el precopeo, como un mojito de fresa, un caipirinha de ron y limón o un fresco, a base de vodka de pera, kiwi y pepino. Si quieres probar lo mejor de ambos mundos te recomendamos el margarita moby dick con coronita, sabor mango con chamoy y una cerveza volteada, una bebida que tanto en sabor como en presentación te van arrastrando al ambiente costero. El menú ofrece opciones tradicionales en cuanto a receta y ganadoras en la sazón. Puedes probar las tostadas de marlín pibil, cuatro piezas pequeñas presentadas con marlín troceado y con una salsa pibil ligeramente adobada y picosa pero muy bien acompañada del sabor latente del pescado con cebolla morada. El aguachile moby dick se toma muy en serio el papel de los chiles secos ya que se percibe el intenso picor de éstos, pero se nivelan con los camarones marinados en limón y pepino para obtener una mezcla de sabores marinos intrépidos. Los mobys son medias noches rellenas de camarón con queso, a ellos no se les niega la entrada al estómago. Los camarones pacotilla tienen un ligero toque ahumado y el queso manchego derretido justifica el porq

Time Out dice
  • 3 de 5 estrellas
Leer más
Restaurantes

Noah's Falafel House

Confieso que soy muy escéptico cuando se trata de comida vegana; no me gusta que detrás de precios altos y platillos con descripciones erróneamente sofisticadas se esconda una filosofía y una manera saludable de comer. Lo vegano debe ser sencillo por naturaleza (no carente) y si compartes mi postura, también vas a compartir el gusto que me dio conocer este local espontáneo. Noah reafirma que no se puede ser más sencillo que una albóndiga de garbanzos. El local es diminutivo, tienen bancas de madera y las paredes verdes probablemente sean el toque vegano para la vista. El menú no se anda con ambigüedades, es comida mediterránea con humus, tabule de trigo y de quinoa, y por supuesto, falafel. Comencé con un tabule de trigo; lleva limón, menta, jitomate, cebolla, especias y aceite de oliva, sazonado a la perfección por el orden de una receta que sabe casera y rematado con una aceituna de Kalamata por encima. Lo decoran como una flor cuyos pétalos son pedazos de pan tostado y frito; una delicia para la vista y un deleite al sentido del gusto. No le faltan ni le sobran ingredientes, como sucede a menudo en este platillo; de los mejores tabule que he probado y me faltó probar el de quinoa. Luego, el falafel no se queda atrás, el pan pita es tierno y adentro están las croquetas fritas de garbanzo con el toque justo de comino; ponle salsa picante de cacahuate o de ajonjolí que no pica, para chuparse los dedos. Come tranquilo, sano y muy barato con música deep house de fondo; bebe

Time Out dice
  • 3 de 5 estrellas
Leer más
Ver más nuevos restaurantes reseñados en la Ciudad de México

Antros y bares en la Ciudad de México recién reseñados

Bares y cantinas

Salón Ríos

Es un local parecido a un saloon gringo de los westerns combinado con un speakeasy; un lugar pensado para la sana bebienda y las noches de olvido y esperanza con salsa y son latino al oído. Según el elegante mesero que me recibió, es un lugar de comida típica mexicana, yo diría que se trata de la mezcla afortunada de los platillos mexicanos con la sofisticación.  Lo primero que llamó mi atención fue la decoración; el concepto de cantina al centro del lugar me pareció fabuloso, con la barra de madera luciendo un par de llaves de cervezas de barril, mientras que la parte superior del gabinete –entre inglés y escocés– sobresalía con el acomodo detallado de tres barras repletas de whisky. El resto de los licores cubrían la espalda del bartender que atendía a los solitarios de la barra. La comida tuvo buena sazón y llegó sin demora. De entrada probé un taquito de canasta con carnitas y otro de chicharrón prensado, no tan grasoso y bien sudado. El veredicto para las carnitas fue superior en sabor y cumplidor en porción. Los mariscos estaban fabulosos, el taco de pulpo y el de chicharrón de camarón tenían una salsita especial de chipotle con mayonesa, cebolla caramelizada con lechuga y un toque de col morada, respectivamente. Aunque me hizo falta una cerveza bien fría para acompañar la comida, los cocteles fueron apetitosos. Probé gracias a mi anfitrión una paloma ríos, la especialidad de la casa con notas cítricas y burbujeante por el refresco y la sal en la boca, luego un tradi

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Leer más
Bares y cantinas

Deli & Sing

Este cantabar no posee el nombre en vano, pues prepara snacks, platos fuertes, bebidas y música de todos los géneros para recibir al público deseoso de alargar la noche entre risas, hambre satisfecha y mucho karaoke.  Para este estilo de bar underground con sillones lounge y mesas altas es recomendable anticipar la reservación pues el lugar es pequeño y se llena rápido. Una vez ahí puedes ir preparando tus cuerdas vocales para subir al escenario e interpretar canciones que van desde clásicos boleros mexicanos, como El triste de José José, hasta lo más reciente en música pop como Impermeable de HA-ASH. A cierto horario y algunos días, toman el micrófono los de la casa quienes sí procuran fascinar al público. Para los espectadores la diversión no se queda atrás, pues cuentan con noches de música en vivo, concurso de animadores, y mariachi en ocasiones especiales.  La barra que se encuentra al fondo del lugar está equipada para satisfacer a los paladares educados a la antigua, aquellos que prefieren no arriesgarse y pedir un vodka con cranberry o una piña colada, o bien, a los que gustan de mezclas intrépidas, como una chocoreta con licor de café y menta. Los favoritos de la casa son los coloridos tarritos deli, servidos en coquetos tarros de vidrio y preparados con sabores frescos y tropicales como durazno, frambuesa, pera, piña y mora azul con un toque de coco y base de vodka.  Los antojos se satisfacen pidiendo nachos deli o costillitas barbecue, mientras que para los más

Time Out dice
  • 3 de 5 estrellas
Los usuarios dicen
  • 5 de 5 estrellas
Leer más
Bares y cantinas

Toco Madera

Taberna, miel para mis oídos, aunque la experiencia en Toco Madera tiene más de humo, tierra, quelites y vainilla. El lugar es oscuro y con mucha madera, pero está lejos de la imagen de una taberna con bárbaros y tarros; aquí las tablas son lisas, contrastan barras oscuras con otras de color miel. Se aprecian en las mesas y las sillas iluminadas levemente, lo suficiente para ver bien el menú, tu comida, a quien te acompaña en la mesa y a personas en las otras mesas; no lo dudes, este es un lugar para ver y ser visto. Junto a la ventana, entre una planta y un mural con tonos amarillos salpicado de colores y texturas, empecé por la recomendación de la casa: un coctel llamado tocomadera, construido con sirope de vainilla, mantequilla y el whisky de la casa, un destilado infusionado con hierbas. Una copa humeante sobre una tabla de madera y un puñado de cardamomo tatemado a un lado fue lo que llegó a mí. Era un pequeño bosque. El trago satisface, pero nada para volverse loco. Podría ser un primo del carajillo y me parece que funciona mejor como digestivo. Me lo acabé mientras llegaba una Páramo, cerveza pale ale de Colima que hizo migas con mi cacerola de pulpo. Y ojo aquí, en el menú dice pulpo perfectamente bien cocido, caí ante tal provocación y ellos ganaron. El pulpo estaba en su punto de cocción. Después llegaron los tacos, uno de barbachera (un poco seco pero de sazón correcta), otro de tuétano, cecina y setas. Los sabores y las técnicas saben correctas, aunque nada ino

Time Out dice
  • 3 de 5 estrellas
Los usuarios dicen
  • 5 de 5 estrellas
Leer más
Bares y cantinas

Jengibre

No sé cuándo empezó la invasión, pero sé que de pronto esta ciudad se llenó de lugares que se autodenominan “de barrio”. Jengibre no lo hace y tiene todo lo que un lugar de barrio necesita. Este winebar de la Nápoles colocó afuera dos mesas cucas con floreros y un letrero con el nombre y el dibujo de una flor, su logo. Esta es una buena representación de lo que pasa adentro porque tiene algunas sorpresas, ¿te imaginaste una flor cuando leíste jengibre? Adentro, el lugar es pequeño y tiene tres mesas que obligan a hermanar y hacer comunidad. La diversión se presume en las paredes que, de piso a techo, están llenas de cervezas artesanales, vinos y delicatesen. Si viviera en la Nápoles, este sería mi lugar de barrio. Jengibre me gusta para tenerlo en mente un jueves o viernes que quiero algo tranquilo por la noche y busco tomar vino, platicar y comer una botana. Si no vives en la zona, te darán ganas de mudarte con tal de ir a las catas que organizan mensualmente y poder platicar con Víctor Bravo y Alfredo Badillo –los expertos– sobre los nuevos vinos que traen cada mes; también sobre las cervezas que maridan con tapas. Un bar de barrio que se respeta tiene opciones ricas, prácticas y económicas para botanear. El ejemplo perfecto de esto son los pimientos de la casa, una versión nacional, ácida y nada picosa pero sí adictiva de poblanos marinados con limón y sal. Otra opción es que tú elijas el vino y los ingredientes que más se te antojen de la vitrina y Alfredo te arma alg

Time Out dice
  • 3 de 5 estrellas
Los usuarios dicen
  • 5 de 5 estrellas
Leer más
Ver más antros y bares en la Ciudad de México recién reseñados

Lo mejor de la Ciudad de México

Qué hacer

Actividades gratis en la Ciudad de México

Te recomendamos las mejores exposiciones, proyecciones de cine, actividades para niños, eventos de música, talleres, obras de teatro completamente gratis en la Ciudad de México para que las disfrutes durante este mes.

Leer más
Música

Guía del Festival Marvin

La sexta edición del Festival Marvin ya está aquí. La pasada entrega nos dejó con un excelente sabor de boca con los actos en vivo de The Raveonettes y Os Mutantes. Este año se llevará a cabo del 19 al 21 de mayo en el circuito Roma-Condesa. El 2016 contará con las participaciones de ESG, la banda de dance afropunk y Lower Dens, además de bandas que queremos mucho como Dapuntobeat, Meme, A band of bitches, Sex sex sex, Nelson y Los Filisteos, y shows de stand up.   

Leer más
Qué hacer

52 razones para amar la Ciudad de México

The New York Times escogió a la Ciudad de México como el primer lugar de los destinos turísticos para visitar durante 2016. Por ello, enlistamos 52 restaurantes, monumentos, festivales, museos y más cosas imperdibles de la CDMX para que los incluyas en tus propósitos de este año. 

Leer más
Gay y lésbico

Baños de vapor en la CDMX

Conocí a Kevin, un canadiense ansioso por un poco de sol, mientras deambulaba por la Zona Rosa. Yo buscaba cosas nuevas para esta sección, mientras él descubría la oferta del barrio gay de la ciudad. Tropezamos por el gentío que se aglutina en la acera donde se juntan el 42ND Street Café, el Lollipopy el Papi Fun Bar. Volteó la cabeza para ver mi camiseta de My Bloody Valentine y le sostuve la mirada, porque tenía esa forma de coger el cigarro que me derrite, presionando la boquilla con las yemas del pulgar y el índice. Platicamos un rato en la calle y decidimos entrar a la Botica Mezcalería. Kevin parecía algo desilusionado: la Zona Rosa no era precisamente lo que había pensado. En ese momento recordé la tradición de los saunas defeños, mejor conocidos como vapores. Comenzaron como una alternativa de relajación, pero por su aislamiento y sus áreas divididas para hombres y mujeres, se convirtieron en espacios de los que se adueñó la comunidad homosexual. Los vapores son una parte importantísima en la identidad gay de la ciudad. Así que invité a Kevin para que me acompañara a visitar algunos vapores y que conociera una cara distinta de la vida gay.

Leer más
Música

Jazz en la Ciudad de México

La Ciudad de México suena a saxofones y melodías sensuales. El jazz es uno de los géneros que ha echado más raíces en diferentes zonas de la ciudad, es por eso que a continuación te presentamos algunos lugares y conciertos en los que puedes escuchar grandes propuestas de jazz.

Leer más
Qué hacer

Espacios recuperados en la Ciudad de México

Algunos espacios parecen no tener solución cuando se les mira desgastados debajo de los puentes, con paredes despintadas y con grafitis. Pero no es así. Existen personajes y colectivos que se han dedicado a rescatar estos territorios que convalecen. Desde Polanco hasta La Merced o de Churubusco a Tepito, se encuentran algunos de los cuerpos urbanos que hace unos años se empezaron a rehabilitar. Algunos de estos espacios llevan años consolidándose, otros son novedosos y poco a poco ganan el apoyo de vecinos. Sin embargo, todos demuestran que de zonas olvidadas pueden surgir proyectos que cambian la cara de nuestra ciudad.

Leer más

Opciones para consentir a tu mascota

Mascotas

Dogsos

Existen asociaciones civiles y un gran número de refugios y albergues cuya labor es rescatar a animales en situación de calle y buscarles un hogar. Esta aplicación funciona como un enlace entre ellos y las personas que desean integrar una mascota a su familia. En México existen 18 millones de perros de los cuales sólo el 70 % tiene un hogar (Instituto Nacional de Estadística y Geografía), motivado por esta situación y declarado doglover, Carlos Alexis Rivas Castelán decidió crear una plataforma digital práctica para ayudar a encontrarle una familia a perros de la calle y mejorar la calidad de vida de aquellos que sí la tienen. Si eres rescatista crea un perfil en la app de tus adoptables, anota las características de cada perrito (juguetón, enérgico, tranquilo) y, porque de la vista nace el amor, sube fotografías de él; de esta manera las personas que buscan un peludo pueden elegir al que más se adapte a su estilo de vida y con esto se evita el futuro abandono o maltrato de los canes. Si ya tienes un perrhijo, con esta app llevarás un control de la cartilla de vacunación y podrás compartir los lugares que has visitado para recibir tips o ver comentarios y calificaciones de otras personas que asistieron antes. En Dogsos encuentras lugares especiales para tu mascota como hospitales veterinarios, hoteles, spas, escuelas y parques, además de lugares dogfriendly. La aplicación cuenta con un botón de auxilio en caso de extravío de sabuesos con el que se notificará a los demás u

Leer más
Mascotas

Yandel, el perro skate de la CDMX

Todas las mascotas son especiales, pero en la Ciudad de México existe un cachorro que además de pasear y morder zapatos, con tan sólo un año de edad, se sube a una patineta a hacer uno que otro truco mientras las personas lo observan sorprendidos, su nombre es Yandel. El amo de este peculiar bulldog inglés es el peruano Lincon Clotet, quien se refiere a él como su nieto pues la madre del cachorro era como una hija para él pero murió en el parto. Todo comenzó cuando el sobrino de Lincon compró una patineta que nunca utilizó, entonces decidieron enseñar a Yandel y su hermana Winsin, quien nunca mostró interés al skate. En cambio Yandel ahora levanta sonrisas y miradas sorprendidas por las calles de su colonia. “Me han dicho miles de elogios para mi nieto…hubo un señor que lo vio y regresó para grabarlo porque me comentó que su hija moría por un perro como éste”, nos cuenta su amo. Respecto a inscribirlo en un concurso, si es que existen, o a una demostración, menciona que por ahora está muy chico para eso, prefiere que siga aprendiendo y robando sonrisas: “es miembro de mi familia, no un objeto”. Tal vez tengas suerte y te encuentres a este peludo sobre ruedas en el Kiosko Morisco de Santa María la Ribera o en el Skate Park de San Cosme.   Si quieres conocer otras mascotas inusuales de la CDMX checa Los favoritos de La chata pig. 

Leer más
Mascotas

Caminata Golden Retriever México

Nunca verás a tantos cachorros dorados juntos. Esta caminata pretende ser la más grande y dorada de la CDMX. Si tienes un Golden Retriever, quieres tener uno o simplemente deseas tomar fotografías para tu Instagram, en esta caminata organizada por el grupo Golden Retriever México promete ser la más grande y dorada de la CDMX. Además, habrá un taller de manualidades, una rifa de una cama para tu Golden ($50) y premios de los patrocinadores. El evento es gratuito, sólo se te pide que lleves un donativo en especie, puede ser alimento, artículos de limpieza, cobijas o juguetes para las asociaciones a las que el grupo apoya. El punto de reunión es el Ángel de la Independencia a las 11am, después lucirás a tu peludo hasta el Monumento a la Revolución donde se realizarán las actividades paralelas. Te recomendamos descargar la aplicación Dogsos para que hagas check-in el día del evento.

Los usuarios dicen
  • 3 de 5 estrellas
Leer más
Mascotas

Hospital Público Veterinario Iztapalapa

Para combatir los padecimientos y mejorar la calidad de vida de perros y gatos de compañía, el Gobierno de la Ciudad de México se ha dado a la tarea de construir clínicas y hospitales veterinarios con infraestructura adecuada, tecnología avanzada y costos accesibles, es el caso de este hospital público veterinario ubicado en Iztapalapa.El Hospital Público Veterinario de Iztapalapa atiende de 100 a 150 pacientes por día, entre perros y gatos, y en menor cantidad -no es el objetivo de la clínica- también brindan atención a fauna silvestre como conejos y cuyos.Los nueve consultorios disponibles para medicina general e interna, urgencias y etología están equipados con lámparas, oftalmoscopio, otoscopios y computadoras. En otra área se encuentran los consultorios para enfermedades de tipo infecciosa y a diferencia de los anteriores, tienen una puerta directa a la calle para una vez que el paciente es dado de alta, no tenga contacto con otros.El área de terapéutica consta de seis mesas de trabajo, equipadas con lámparas y tanques de oxígeno. En ésta se realizan diferentes procesos ambulatorios como lavados quirúrgicos, sedaciones, vendajes y limpiezas dentales.El hospital cuenta con un laboratorio de patología clínica en el que se realizan pruebas de hemogramas, química sanguínea y parasitología, entre otras. El hospital también ofrece fisioterapia y rehabilitación, así como tratamientos para peludos con sarna y otras enfermedades dermatológicas.Los principales servicios gratuitos

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Los usuarios dicen
  • 5 de 5 estrellas
Leer más
Ver más opciones para consentir a tu mascota

La Ciudad de México por zonas

Qué hacer

Tláhuac

Ya nos sabemos de memoria la Condesa y la Roma, ahora es tiempo de descubrir otra cara de la Ciudad de México. Además de Xochimilco y Milpa Alta, Tláhuac es una de las regiones con más atractivos ecoturísticos de la CDMX. Conoce un poco del sureste de la capital con nuestras recomendaciones.

Leer más
Qué hacer

San Rafael

No, la San Rafael no es la nueva Condesa. Tampoco la nueva Roma. En realidad fue la primera de todas. Estos terrenos, que durante gran parte de la época colonial pertenecieron al Ejido de la Horca, empezaron a fraccionarse en 1852 con el nombre de Colonia de los Arquitectos, antes incluso que las famosas Santa María la Ribera y Guerrero. Esto la convierte en la primera colonia fuera de la traza original de la Ciudad de México. Revisemos a continuación algunas razones para conocer, redescubrir o incluso mudarse a la colonia de los Limantour y los Icaza, los arquitectos Antonio Rivas Mercado y Francisco Serrano, las pintoras Leonora Carrington y Remedios Varo, los teatros importantes, los primeros cines, las embajadas del porfiriato, las logias masónicas del rito escocés, las nuevas galerías de arte contemporáneo, los primeros cementerios. Se trata de una colonia con un pasado abundante, pero sobre todo con un futuro emocionante en el que podemos participar desde ya.

Leer más
Qué hacer

San Ángel

Originalmente era una comunidad rural llamada Tenanitla. Su nombre actual se deriva de la escuela del monasterio de El Carmen, San Ángel Mártir. Hasta principios del siglo XX mantenía su tradición rural y la vida cotidiana giraba en torno al monasterio. Entre sus atractivos destacan la Plaza del Carmen -con edificios históricos y el Centro Cultural San Ángel-, la Plaza de San Jacinto -donde todos los sábados de instala un mercado ambulante de arte-, la Casa del Risco -que en la actualidad alberga el Centro Cultural Isidro Fabela-, y el Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo -construido por Juan O'Gorman y con una colección notable de judas de papel y cartón y quemados el Sábado de Gloria- el Museo de Arte Carrillo Gil -que tiene una de las mejores colecciones de arte contemporáneo del país- y el Pedregal de San Ángel Reserva Ecológica, situado cerca de Ciudad Universitaria. La calle Altavista y Avenida de la Paz están repletas de boutiques, restaurantes, antros y bares, para todos los gustos.      Restaurantes y cafés en San Ángel Eloise Conocí este restaurante un miércoles. Quedé a las 8.30 con una colega que tenía meses sin ver. La ocasión era perfecta para una buena cena con buena plática. Había escuchado mucho alrededor del matrimonio compuesto por la chef Nasheli Martínez y Abel Hernández, socios en la vida y en el concepto detrás del Eloise, quienes lanzaban a las mesas del DF una carta europeona pero cargada hacia la frontera francesa. Siempre es bueno estar en Google maps cuando eres relativamente nuevo en el barrio y, ellos, están. Calado en un ceremonioso arco de piedra y vidrio, un chic y acaramelado exterior se reafirma adentro con una decoración moderna pero inspirada en la casita de muñecas de la princesa de Mónaco. Morados, verdes, texturas de pieles, metal y muebles vintage conforman una atmósfera que cuando me tocó ir, estaba llena de adultos mayores. Mi colega y yo, le bajamos unos años al promedio; pero les diré que no somos unos chamacos. A cargo de la cocina está el chef mexicano Eduardo Morali, quien cuenta en su currículum con un trabajo en el afamado Café Boulud de NY y estudios en el Culinary de la misma ciudad, pero supervisado por el matrimonio. Los meseros visten de modo formal y el servicio es bueno. La carta de vinos es amplia y puedes ver buena una selección de vinos mexicanos y franceses. Mi colega y yo empezamos la cena dejando respirar una botella de Jardín Secreto, que es una excelente mezcla de uvas del Valle de Guadalupe, a un buen precio. Lo primero que pedimos, en honor a lo afrancesado del asunto fue una aromática y casera quiche du jour, preparada con jamón, hongos y cebolla. Su sabor fue reconfortante. Seguimos con una sopa de mejillones al Pernod con pepino e hinojo y una crema de jitomate rostizado cuya textura tersa y sabor envolvente, fue gloriosa. Sin embargo, ambas llegaron tibias. En el tercer tiempo compartimos un colorido risotto con escargots bourgignon que fue el mejor platillo de la noche, si el increíble magret de pato sobre una cama de puré de papas y lentejas, no hubiese estado rotundamente frío. Tuvimos que pedir al mesero que los regresaran a la cocina. Unos minutos después, volvió para explicarnos que el magret de pato cuando se cocinaba a punto se servía un poco tibio, pero el problema no era el pato, sino todo lo demás que estaba helado. De postre, unos dulces y cremosos blintzes, que es un postre tradicionalmente judío, preparado con harina de trigo, relleno de queso crema y nueces, y bañado con una deliciosa salsa de frutos rojos. Tal vez me tocó un mal día y tuve la mala fortuna de que dos platillos llegaran con una temperatura igual a la de la copa de vino blanco que tomaba la Señora emperifollada de junto. No es un mal lugar y estoy seguro que con proyectos comos ese, la avenida Revolución se puede poner más próspera, pero no lo descuiden. La Mar Cebichería Peruana, Loreto Dos pisos de mesas al interior y una pequeña terraza para fumadores. En las paredes azules y blancas cuelgan redes y pescados de plástico, además de bambúes y palmeras que crean un ambiente costero y relajado al que se suman canciones como “El carnavalito” y “La bamba”. Una vez en la mesa, en lugar de una canasta de pan, este restaurante te recibe con una tradicional botana peruana, conocida como cancha (granos de maíz primero fritos y después tostados, con sabor a palomitas) y una canasta con plátanos y papas fritas que puedes dipear en la selección de salsas. Una buena opción para picar mientras consultas el menú. En la carta de alimentos resaltan los cebiches que se ofrecen como entrada. Todos se marinan con leche de tigre, que a pesar de sonar medio raro, es sólo el líquido que resulta de la preparación del cebiche, al cual se le puede agregar ají, limón, vodka o vino blanco dependiendo del platillo. La sugerencia del chef es el cebiche clásico, preparado con el pescado blanco más fresco del día en leche de tigre clásica, elaborada con jugo de limón. Como guarnición se ofrece camote y granos de elote hervidos. Además de los cebiches, este restaurante también sirve clásicos de la cocina peruana como tiraditos (pescado crudo fileteado) con diferentes reducciones de leche de tigre, causas (platillo frito preparado con papa cocida y prensada) y brochetas, que aquí se conocen como anticuchos. En cuanto a platos fuertes, las sugerencias del chef se distinguen en el menú, entre estas, las más populares son el atún a la plancha y el platillo wok con salmón y camarones. Ambas opciones se condimentan ligeramente y se acompañan con puré de papa o vegetales cocidos y arroz blanco con granos de elote: una buena elección para no terminar desabrochándote el botón del pantalón después de comer. Kuh Fondue / raclette haus De esas veces que no sabes si mejor irte a cenar a otro lado. Era miércoles a las 9pm y el lugar estaba vacío, sólo había una mesa ocupada por un grupo de gente nice de la zona, que gritaba mucho. Esto era adentro de la placita y lo único abierto era este restaurante, entonces se sentía todavía más solo. La decoración es difícil de explicar: un poco de azulejos azules y blancos, sillas de estilo mexicanas y mesas de mármol. En pocas palabras: lo último que te imaginas que será un restaurante suizo. Al final tenía que hacer esta reseña entonces irme a otro lugar no era una opción, y qué bueno que me quedé. Aunque hubo otros momentos incómodos como el servicio medio lento –considerando que éramos la única otra mesa–, cuando llegó la comida todo lo anterior se nos olvidó. Éramos tres y pedimos al centro: una ensalada de corazones buenísima (lechuga, alcahofa, elotito y palmito con aderezo de cilantro) y un fondue suizo clásico que definitivamente es de los mejores que he comido. Disfrutamos tanto la comida que se nos olvidaron los gritones y ni cuenta nos dimos de la mesa de 12 que se sentó detrás de nosotros. Cerramos con un fondue de chocolate con leche, acompañado de frutas del bosque, pedacitos de pera, manzana y malvaviscos (también delicioso) y un té de Teavana (tienen un pequeña selección de tés de esta tienda tan de moda). El lugar tiene aire de ser nuevecito pero en realidad lleva seis meses, lo que le falta es que vaya más gente para que el ambiente sea más agradable y puedas disfrutar mejor la deliciosa comida. Puntarena Federico Rigoletti, chef propietario de Puntarena, abrió su restaurante en 2001. El cocinero y emprendedor se ha ganado una buena reputación en el ambiente restaurantero gracias a su participación en el Contramar y el Entremar, así como por haberse aliado con Roberto Craig y Arturo Argüelles para crear el concepto de cocina de barrio y llevarlo a las calles bajo el nombre de Grupo Primos. El Puntarena tiene una decoración que mezcla elementos rústicos y contemporáneos. El ambiente es familiar durante los fines de semana y de negocios de lunes a viernes. La carta de vinos ofrece una gran variedad de etiquetas de vino blanco y de tintos jóvenes, los cuales acompañan muy bien a los platillos de su menú, conformado principalmente por pescados y mariscos. Cuando llegas te ofrecen pequeños platillos al centro, con sabores complejos que sirven muy bien para abrir apetito: sashimi mixto especial, que lleva salmón, atún, hamachi, albacore, pulpo y camarón, preparado con un tiradito de huachinango en el centro o, si prefieres, con unos cubos de atún marinados en salsa de soya con cebollín y aceite de oliva. Todos los pescados se sirven crudos excepto el albacore y una parte del atún, los cuales vienen sellados. El albacore es un tipo de atún blanco que por lo general no es muy común en México y es delicioso. Para el plato fuerte, el chef tiene una serie de recomendaciones, entre ellas los tacos de camarón rosarito:  camarones empanizados servidos en una tortilla de harina, una hoja de lechuga y salsa de chile japonés. Entre las opciones de pescado que te recomendamos pedir a las brasas está el atún, robalo, dorado, langostinos y camarón gigante. Los Arbolitos A todo chilango le ha llegado esa cadena de correo –antes de la existencia del blog- con imágenes de un matadero de perros encontrado a un costado de esta taquería. Mucho escándalo, pero ni los artistas que se presumen en las paredes han sabido desmentir el rumor. Ni se necesita. Si vives en las montañas y no sabes ni distinguir el ron que te sirvieron en la civilización, éntrale sin miedo al suadero y al pastor. Tip: Si ya estás por ahí y no se te antoja el taco, el local de la esquina, “El Faro”, vende tortas gigantes a $50 pesos. Lo mejor de San Ángel Happening Store Si nos movemos un poco de esa zona Industrial en la que se convirtió la Roma, Condesa, Polanco o el Centro Histórico, podemos encontrar muchos otros rincones de nuestra ciudad con opciones encantadoras. Uno de estos lugares, ubicado en la zona sur del Distrito Federal, es la colonia de San Ángel, donde las calles tienen ese toque rústico y pintoresco de lo que fueron las antiguas colonias de la ciudad. Las diseñadoras Cynthia Yee y Bárbara Betanzos son las responsables de este nuevo concepto al sur de la ciudad, quienes buscan dar apoyo al talento nacional con una selección de diseñadores de lo más representativo de la escena mexicana emergente. Las propuestas van desde diseñadores de ropa, calzado, accesorios y muebles, así como un segundo piso destinado a fungir como galería, donde podremos ver exposiciones colectivas de fotografías, ilustraciones o cuadros. Museo de Arte Carrillo Gill Todo buen mexicano conoce, o por lo menos debería conocer, la obra de los llamados “tres grandes” de la pintura y el muralismo del Siglo XX. Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros son piedra angular del desarrollo del arte pictórico en nuestro país y sus famosos murales han sido por décadas recordatorios de nuestra historia y símbolo de nuestro patriotismo. Pero no todo en la historia de estos maestros son pinturas monumentales ni famosas piezas invaluables. Entre su vasta obra se encuentran pequeñas joyas que muy poca gente ha tenido el gusto de observar. Litografías, dibujos a lápiz, grabados en metal y acuarelas pequeñas son también una gran parte de la historia cultural mexicana del siglo pasado. Esto lo sabían don Álvar Carrillo Gil y su esposa doña Carmen al iniciar una colección de arte mexicano poco conocido. Es impresionante entrar a un pequeño edificio de tres pisos, de una arquitectura moderna excelente y toparse con firmas mexicanas que se codean con las de maestros colosales en los mejores museos del mundo. La colección del MACG consta de mil 775 piezas, de las cuáles mil 417 pertenecieron a la familia Carrillo Gil hasta su donación al gobierno federal en 1974. Muchos otros autores se suman a los antes ya mencionados y contribuyen con otras obras que describen el día con día de la sociedad mexicana durante los últimos 200 años. Para rematar, el museo ofrece diversas exposiciones temporales de artistas emergentes con el propósito de divulgar nuevas formas de ver el México contemporáneo. Sin duda el MACG es una pequeña joya invaluable, bien guardada en el corazón del sur de la Ciudad de México. Bazaar Sábado San Ángel es esa anomalía citadina en la que uno se siente en uno de esos “Pueblos Mágicos” de provincia, cuando en realidad uno está a unos metros de Avenida Revolución. Ahora bien, la mezcla ciudad pueblecito no deja de ser extraña: sí hay casas coloniales o porfirianas, callejuelas empedradas, restorancitos mexicanos y las mismas artesanías que te encuentras en Tepoztlán; pero la mentalidad y la velocidad de las cosas, digamos su neurosis intrínseca, son netamente capitalinas. Y en el núcleo de ese universo de encanto turístico pueblerino, se encuentra el tradicional Bazaar del Sábado que, como su nombre indica… sólo abre los sábados. Se trata de un tianguis de artesanías / chácharas / objetos exóticos / arte / diseño / decoración / adornitos / y objetos inclasificables pero con ese toque altermundista-fino, de México-marca-registrada, que te hace pensar tanto en Frida Kahlo como en José Guadalupe Posada. En mujeres de clase alta con huipil indígena y en las postales de la época en la que aún se mandaban postales. La casona en la que este Bazaar se instala tiene un espacio para la gastronomía en la forma de fonda sofisticada: el Bazaar Sábado, manejado por los de la vecina Fonda San Ángel. La oferta culinaria es mimética con ese entorno: un menú que ofrece las delicias mexicanas que cabe esperar. Como sea, la estrella del lugar son las famosas quesadillas: tinga de pollo, champiñones con queso y huitlacoche. Cualquier comensal con una cultura media en cuestión de quecas, podrá percibir que en efecto se trata de muy bien logrados ejemplares de ese platillo mexicano. Se ofrece, además del menú, un suculento buffet. Para beber, la selección también debe de ir acorde a ese México que se nos fue o que nunca ha sido, o que existe plena y solamente en las postales: un Margarita de mezcal con mango, limón, fresa o tamarindo. Cinemanía Pensemos cómo surgieron estas salas: estamos en los años 90, se respiran en la ciudad aires de apertura luego de una década de los años 80 cuyo trauma aún no superamos del todo. Cada vez más personas comienzan a tener interés en el buen cine, mezclen esto con la tecnología del video y los proyectores de video, agreguémosle un ameno baresito afuera, música a volumen platicable y ya está. Puede que sus salas no sean las mejores (los asientos no son tan cómodos y la proyección es únicamente por DVD), pero el concepto sigue siendo estupendo: una gran selección de películas que han sido reconocidas en festivales alrededor del mundo o han recibido excelentes críticas, además de tener una librería especializada y un bar, ideal para echarse un trago en lo que empieza la película, o para tomar durante la proyección. Y sobre todo, pensemos en esto: la gente que acude a estos sitios no es la misma que ves en cualquier bar de la ciudad. Aquí por lo menos todos tienen un tema de conversación en común… y todos están planeando filmar su próxima película. Centro Libanés No se necesita ser socio del club para deleitarse con los manjares de oriente. Desde la entrada uno puede saber que Líbano está presente con su gente y ambiente ya que está repleto de detalles como el cedro, árbol de líbano. Una modesta decoración compuesta por mesas de manteles blancos y sillas de madera puede dar la impresión de ser cualquier restaurante de comida internacional con una tentadora barra de postres a la entrada que hace salivar hasta el más inapetente. La música corre a cargo de un pianista que deleita con temas como Killing me softly with this song. Los grandes ventanales del restaurante dan una imponente vista panorámica al club con alberca, camastros, terraza y juegos infantiles que dan ganas de abortar la misión y meterse a nadar. La canasta de pan árabe no se hace esperar incluso antes de que traigan el menú. Los comensales tienen toda la pinta de que podrían ser parientes por lo que encontrarles el parecido puede ser un buen ejercicio antes de que sirvan la comida. Es fácil adivinar que las aceitunas son el aperitivo favorito. El tabule es clasificación C de lo obscenamente bueno, un balance perfecto entre perejil picado, trozos de jitomate y trigo para que resbale directo al estómago. El jocoque con trozos grandes de pepino acompañado con un keppe crudo (carne cruda) saca el lado carnívoro que llevamos dentro. El shawarma de pollo a la parrilla con un toque de salsa cremosa que podría definirse como un taco libanés convierte toda la experiencia en una viaje a oriente. Cuidadito y no guardes lugar para el mejor postre que existe que es el pay de dátil con una cobertura crocante de nueces sobre una mezcla mitad flan y dátil que haces que pongas ojito de huevo. Santa Pop Si bien el nombre no es tan afortunado, su extenso catálogo de coctelería puede dibujar una sonrisa en tu cara. ¿Ya te hartaste de las palomas y cubitas? Estas son las instrucciones: te acercas a la barra, preguntas por Esteban y pides un “Escorpión”, una mezcla entre Midori, Baileys y Absolut. Por sólo $90 ya estás listo para empezar la noche. También puedes darle una oportunidad al “Santa”: Absolut, jugo de uva y Red Bull (id="mce_marker"10). Ahora que si vas con un mood más exigente, inténtalo con los martinis de chocolate o la gran variedad de mezcaladas. En cuanto a la decoración, si te dijéramos que el lugar tiene un diseño tipo Timburtonesco-dark-popero, además de no creernos, pensarías que somos unos forevers… pero lo es. El Santa llega como una nueva propuesta del Grupo Classico para el sur de la ciudad, con un estilo europeo. Su mobiliario asemeja un pub inglés pero fresón, con una gran tarima para la banda en vivo que alrededor de las doce comienza a tocar covers pop onda Black Eyed Peas y The Killers. ¿Te acuerdas de las ladies night? Pues el lugar ha rescatado el concepto para su mejor día, el jueves, cuando por cada seis chicas te regalan una botella nacional. La gente que atiborra el lugar va desde 25 a 30 años con uno que otro cuarentón colado. ¿El precio? Ni caro ni barato, el cover de hombres es de id="mce_marker"00, razón por la cual no debes de preocuparte por haber olvidado cambiarte los tennis por “zapatos para el antro”, aquí no hay problema si quieres fresear con agujetas. Centro Cultural Helénico En honor a las artes escénicas, el Centro Cultural Helénico arropa las más destacadas expresiones culturales de la ciudad para el deleite del público. El espacio es un referente artístico, como en su momento lo fue Grecia en lo que a teatro, danza y música se refiere. El lugar fue iniciativa del obispo llamado Pablo Ballester, quien fue un gran promotor de la corriente helénica en el país, y desde 1990 es administrado por Conaculta. El conjunto tiene tres salas y una capilla. El Teatro Helénico, creado por Eduardo Luna Traill, que tiene capacidad para 436 personas, desde 1973 se ha vuelto una plataforma histriónica de grupos independientes. El foro La Gruta es un espacio experimental que ha catapultado a decenas de dramaturgos, directores y actores de trascendencia nacional. Además de obras, también presenta espectáculos multimedia que inundan de energía a los espectadores. Por último, la Capilla Gótica, es un  complejo gótico que resguarda pinturas de Tintoretto y Murillo, así como vitrales muy bien conservados. Como se ve, hay un abanico de posibilidades y un día no bastará para recorrer cada rincón, así que tendrás que volver con tus domingos ahorrados para devorar la cartelera.

Leer más
Qué hacer

Chapultepec

Aunque es parte vital de la ciudad y es visitado por 19 millones de personas al año, Chapultepec aún guarda joyas por explorar La historia de Chapultepec Hoy, nosotros remamos; hace siglos, Moctezuma nadaba en sus albercas. Acá más datos, desde la construcción del castillo hasta la canción de Yuri. Siglo XV: Baños prehispánicos Moctezuma Ilhuicamina ordena a Nezahualcóyotl, rey de Texcoco, plantar especies de flora provenientes del imperio azteca. Se construye una alberca, en donde se cree que Moctezuma tomaba baños y meditaba. 1864: Castillo imperial Maximiliano de Habsburgo llega como emperador de México. Comienza una remodelación y lo renombra Castillo de Miravalle. 1876-1911: Bosque recreativo Durante el Porfiriato, el Bosque de Chapultepec es transformado en un espacio recreativo al estilo francés, con restaurante y clube en su interior. 1924: Inauguración del zoológico Su creador, Alfonso Herrera tenía la intención de recrear uno similar al del rey Nezahualcóyotl, con especies mexicanas. 1981: Panda defeño Nace Tohuí, el primer panda concebido en cautivero fuera de China y habitante, hasta su muerte 12 años después, del Zoológico de Chapultepec. 2012: Estela de Luz Se inaugura el más reciente y controversial monumento del área, para conmemorar el Bicentenario de la Independencia. Tercera Sección Federación Mexicana de Jardinería y Arreglo Floral Si lo tuyo es la jardinería y la decoración con flores, este será tu paraíso. A lo largo del año imparten cursos de diseñ

Leer más
Qué hacer

Coyoacán

Lo mejor de una de las áreas más populares del sur de la Ciudad de México Comer y beber en la zona El nombre proviene del náhuatl y significa "lugar de coyotes". Coyoacán se mantuvo completamente independiente de la Ciudad de México durante el periodo colonial, en el siglo XIX. En 1857, el área fue incorporada en el Distrito Federal. Muchos de sus espacios han conservado sus diseños, plazas y calles estrechas. De su oferta cultural destacan los museos Frida Kahlo, Diego Rivera-Anahuacalli, Leon Trotsky, Nacional de las Culturas Populares y el Nacional de las Intervenciones. El centro de Coyoacán, con su jardín Centenario y su Plaza Hidalgo es un paseo casi obligado. Para irse de fiesta por la noche La B o Centenario 107 son muy buenas opciones, aunque El Hijo del Cuervo ha logrado convertirse en un clásico de la zona. En 2011 fue designado Barrio Mágico del DF. Qué hacer en Coyoacán Más artículos sobre el área Bar-hopping en Coyoacán Madre Malintzin Una mezcalería muy bonita, con muebles aventajados de colores pastel. Bueno para: Ir con un amigo que no ves hace mucho tiempo pero con quien urge ponerte al tanto, netear y echar mezcal. Qué pedir: La pareja perfecta: mezcal y cerveza. Si te da hambre, las flautas de jamaica están decentes. Música: Reggae a un volumen que no interfiere con el chisme. Como plus, su acústica es muy buena, no se encierra el ruido y se puede platicar a gusto. Anselma Uno de los estrenos más recientes de la zona. Esta parrillada ha despertado mucha cu

Leer más
Restaurantes

Narvarte

Si Rodolfo Valembrando -el adolescente protagonista de la novela De perfil- recorriera las actuales calles de la Narvarte, donde vivía en los sesenta cuando José Agustín escribió ese libro, se sorprendería de cómo ha cambiado. Seguramente, su jovial energía encontraría refugio en las costillitas barbecue del Pinche Gringo o en las noches de juerga de la cantina La Valenciana. La Narvarte está mutando. Conserva sus parques, como el de las Américas, llenos de familias que pasean los fines de semana, pero ahora montadas sobre bicicletas tándem y con helados artesanales de cardamomo en mano. El barrio se resiste, pero tampoco pone freno de mano. La colonia (cuyo nombre, según una teoría, proviene del presidente venezolano de 1835 llamado Andrés Narvarte), se cimbró en lo que fuera la Hacienda Narvarte, a la orilla del Río Piedad (Viaducto). Hoy es justo esta avenida la que no sólo la separa de la Doctores y de la Roma, sino que la permea con su identidad y la encuadra en un perímetro que poco a poco va cobrando una nueva personalidad, una más moderna y atractiva, pero adornada con sus estéticos edificios de mosaicos color pastel, avejentados y clásicos. Este especial enlista y te cuenta los lugares que le han dado un nuevo aire, como los cafés de especialidad, los restaurantes que le apostaron a un concepto diferente (como Fruta Editorial, una juguería librería), sin dejar de lado el cuadrante obligado de tacos, que le dieron fama, sabrosura y gordura. Te invitamos a recorrerla.

Leer más
Ver más zonas de la Ciudad de México

Revistas y productos de Time Out México

Niños

Time Out Kids (México)

Leer más
Qué hacer

Agenda #ArcaTimeOut

Las mejores recomendaciones en la Ciudad de México para la primera quincena de enero

Leer más
Música

|Presentado por Unefon| Sonidos de la ciudad

Nuestra ciudad tiene un sinnúmero de lugares para disfrutar de la buena música. Ya sea rock, jazz o música electrónica, en Sonidos de la ciudad te daremos un paseo por los recintos más representativos para la música en la CDMX. En el primer capítulo de Sonidos de la ciudad, Esa mi Pau te llevará a conocer la Plaza de Santo Domingo, el Pasagüero y el Foro Indie Rocks. En este último la acompañan los chicos de Sotomayor, quienes nos comparten sus lugares preferidos de la ciudad. Mientras que en la segunda entrega, darán un tour por el Centro Cultural de España, el Laboratorio Arte Alameda y el Museo Franz Mayer. En este último recinto tuvieron una entrevista con Vaya Futuro. En el tercer capítulo de Sonidos de la Ciudad, EsamiPau! visitó el Multiforo Alicia, SALA Corona y El Imperial con los chicos de Beta.Unefon sabe lo importante que es comunicarte, por eso diseñó un prepago accesible para que llames, mensajees, uses tus redes sociales y digas más pagando menos. Permanece atento a nuestras redes sociales y comparte tus ideas con el hashtag #HazteEscuchar.  

Leer más
Restaurantes

Guía Gastronómica de la CDMX

Los mejores restaurantes, cafés de especialidad y los nuevos hotspots para disfrutar la oferta gastronómica de la Ciudad de México.

Leer más
Ver más revistas y productos de Time Out México